• Suscribite en:

  • spotify logo

  • itunes logo

  • google podcast logo

Ser Freelancer y Empleado al mismo tiempo

Yo sé que seguramente estás leyendo esto mirando para los costados, con miedo de que algún jefe te vea. No querés que nadie te agarre leyendo artículos de emprendedores o de cómo ser Freelancer, mucho menos querés que alguien sepa que vas abandonar la oficina. Y si esta es no tu situación, bueno, en algún momento deseaste algo asi porque… sino no estarías leyendo este artículo.

Pero como estás acá seguramente sos una persona que tiene un trabajo fijo y querés dejarlo para trabajar de lo que te gusta. Por tu cabeza ronda una -o varias- ideas de negocio que podés llevar a cabo para poder salir del ciclo que te ata a un escritorio de oficina, con horarios fijos y con gente que, tal vez, no te cae tan bien.

Yo -Camilo- pasé casi 10 años de mi vida trabajando en diferentes oficinas. En la última en la que estuve trabajé 8 años y medio de forma consecutiva. Imagínate esto: estar casi 9 años mirando la misma pared gris, sin ganas de hacer nada y con la única meta de que todos los días “sonara la campana de salida” para poder vivir mi vida. Aunque eso sólo significara llegar a casa a dormir y jugar videojuegos.

Soy desarrollador web e ilustrador y mi historia freelance comenzó cuando, en el 2010, un compañero de trabajo me encargó un sitio web convirtiéndose en mi primer cliente. Esto me trajo dos consecuencias inmediatas:

Lo primero fue que mi trabajo ya no era de 9 horas al día, sino que se había extendido a casi 14 horas.

Y, por otro lado, y a diferencia de mi trabajo tradicional, mi cliente no me decía que hacer ni cómo hacerlo. No solo me consultaba todo,  sino que además confiaba en mi para que el proyecto avanzara. Me convertí en la persona que proveía las soluciones, o sea en el experto.

Fue en ese momento que empecé a cambiar mi forma de pensar de empleado a proveedor de servicios

Cambiando la mentalidad

Para poder trabajar de manera Freelance es necesario cambiar la forma en la que pensás si querés tener éxito. Desde ahora no vas seguir órdenes, sino que vas a hacer lo que creas mejor para el cliente y su proyecto, basando la solución en tus conocimientos y experiencias.

La transición de empleado a Freelancer te va llevar un tiempo ya que el cambio de mentalidad es algo que no es rápido ni fácil. Si bien cada persona tiene sus tiempos, es necesario entender que ser Freelancer no es para cualquiera ya que en la sociedad actual la mentalidad es que tenés que trabajar en horarios de oficina.

Cambiar la mentalidad es esencial para tener un negocio de forma independiente ya que romper con el paradigma de empleado no es fácil, pero es indiscutiblemente necesario. Para esto voy a desarrollar brevemente algunos aspectos que hay que tener en cuenta para poder trabajar de manera Freelance.

Siendo práctico

Renunciar a tu trabajo y convertirte en Freelance parece fácil. Pero en realidad es un proceso que requiere planificación si querés tener éxito. Por eso no es recomendable que renuncies sin tener una idea de cómo vas a encarar tu negocio. Desde las cuestiones económicas hasta las prácticas. Lo primero que tenes que hacer es tener una estrategia de trabajo y planificar tus metas. Para ello vas a armar un plan que contemple cuánto dinero necesitas ganar, que tipo de clientes vas a buscar, que tipo de soluciones vas a proveer, a que nicho te vas a dedicar, etc 

Preparate para trabajar días más largos y sacrificar ciertos aspectos de tu vida hasta que puedas renunciar. Lo importante es cómo manejas el tiempo mientras estas en esta transición ya que va ser algo que se vuelva -MUY- escaso y es muy probable que tengas que renunciar a fines de semana con amigos y acostarte temprano. Lo cual lleve a que algunos aspectos se deterioren, cómo las relaciones sociales.

Manteniendo el contacto

Tus relaciones sociales van a sufrir, eso es seguro. No simplemente las juntadas con amigos durante los fines de semana sino en el día a día con tus propios familiares. Cuando convivís con otras personas en tu hogar hay que dejar en claro que estar en casa no es lo mismo que trabajar en casa.

Explicarle a tus familiares cómo funciona tu vida es muy importante. Mucha gente toma a los Freelancers que están trabajando desde casa cómo las responsables por mantenerla, simplemente por el hecho de que están en el hogar todo el día. No estás en tu casa disfrutando de la vida, sino que estás trabajando.

Esto puede causar conflictos con los demás integrantes de la vivienda por eso es muy importante dejar en claro cómo funciona tu vida y cuáles son las responsabilidades que vas a tomar.

Otro punto importante de entender es que tu vida no debería rondar alrededor de tu trabajo: no tenés que estar respondiendo mails por teléfono cuando estas en una reunión de amigos o familia. El camino de Freelancer es el camino solitario (aunque no siempre), dedicale un tiempo a las relaciones sociales ya que van a ser tus únicos apoyos emocionales cuando necesites ayuda de alguien.

La emotividad como socio

La sociedad actual esta diseñada para la gente de oficina, es por eso que cuando anuncies que vas a vivir tu vida manera Freelance encuentres muy pocas personas de acuerdo con vos. Casi nadie te va decir “uuh que buenooo! quiero ser cómo vos!!”. No, de hecho todo lo contrario, te van a decir cosas cómo “vos estas loco?”, “estas seguro?”,  “eso es imposible” o “yo no lo haría” .

Pero no te preocupes, sabe que esas personas tienen otra mentalidad, la del oficinista que nombre al principio. Tenes que prepararte ya que la gente no va a entender porque haces estas cosas y puede ser desmotivante en algún momento. Recordá que cada persona tiene sus propias limitaciones y miedos.

Hay muchas cuestiones que te van golpear de manera emocional ya que la inestabilidad es el mayor de los factores que te afectan cuando estas por tu cuenta.  Ahí es cuando entra en acción el PLAN que armaste al principio ya que cuando no tenes éxito empezás a juzgarte: “¿Porque me metí en esto?”, “Estoy igual de pobre que antes y no tengo trabajo!”, “No puedo pagar las cuentas”, etc. y puede ser muy nocivo.

Vas a tener que trabajar muy duro para entender que la seguridad económica, que te daba un trabajo de oficina, ya no esta presente. Pero para ello podes aplicar algunos trucos económicos que te pueden ayudar.

Tu economía

Cuando empieces tu negocio freelance es muy importante que entiendas que vas a tener que hacer todas las cosas que no te gustan o que no sepas hacer cómo armar presupuestos, informarte sobre toda las cuestiones impositivas, negociar con los clientes y demás.

Antes de renunciar a tu trabajo de forma definitiva, te recomiendo tener ahorrados unos 6 meses de dinero. Una de tus metas debería estar pensada en generar X dinero mensual ya que esos ahorros son solo PARA EMERGENCIAS. Antes de dar el salto tendrías estar generando la misma cantidad de dinero que ganas en tu trabajo de relación de dependencia o mas. Acordate que el plan que te trazaste al principio es simplemente para reducir los riesgos económicos.

La intención de nombrar estos aspectos no es darte miedo ni “decir lo que nadie esta diciendo”, mi intención es que entiendas que hay muchos aspectos involucrados al momento de convertirse en Freelancer y que no es todo (o casi nada) color de rosa. Soñar es muy lindo, pero convertir en realidad tus sueños es algo que no tiene comparación. La gran mayoría de nosotros ha soñado con controlar nuestro tiempo y ser dueños de nuestra propia vida para poder hacer lo que nos de la gana. Y para eso necesitamos trabajar muy muy duro!

Debatimos sobre esto y mucho mas en este episodio de podcast, podes escucharlo aquí mismo. Contame que cosas haciendo para dejar tu trabajo y empezar tu negocio Freelance.

 

  • Suscribite en:

  • spotify logo

  • itunes logo

  • google podcast logo

 

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *