Cómo ser Freelance en 2023: Guía completa

Trabajar de manera freelance es cada vez más popular. Y no es para menos.

Ser autónomo tiene muchas ventajas. Quizá la más obvia sea la libertad y la flexibilidad que ofrece.

Los autónomos pueden trabajar desde casa, establecer su propio horario y aceptar tanto o tan poco trabajo como quieran.

Es realmente “ser tu propio jefe”.

En esta guía vas a aprender cómo ser freelance y construir un negocio online de acuerdo a tus metas y habilidades.

¿Qué es ser freelancer?

como ser freelance

El freelancing es una modalidad de trabajo donde en vez de trabajar como empleado, ofreces servicios de manera independiente a una variedad de clientes.

Cada vez más personas optan por esta forma de trabajar en busca de su independencia laboral y financiera.

Pueden ser freelancers:

  • Personas que poseen habilidades con mucha demanda.
  • Personas que buscan sus propios clientes, y trabajan en varios proyectos al mismo tiempo.
  • Personas que valoran la libertad de trabajar de forma independiente y tener control sobre sus vidas.

Aquellos que optan por ser autónomos buscan mucho mas que no tener que ir a una oficina 5 días a la semana.

Son madres y padres que saben que pasar más tiempo con sus hijos no tiene precio.

Viajeros que saben que un trabajo no tiene que atarles a un solo lugar.

O simplemente personas que no desean trabajar dependiendo de nadie.

Los freelancers son una nueva fuerza laboral que está redefiniendo el éxito y cambiando la economía mundial en base a la libertad personal, probando que no es necesario trabajar en una oficina para ganar mucho dinero y tener una vida hecha a la medida.

¿Quién puede ser un Freelancer?

Cualquier persona con una habilidad en demanda puede ser un trabajador independiente.

Tener un negocio exitoso depende de poder ofrecer soluciones reales a problemas reales de clientes. La clave es aportar valor.

Dicho eso, el freelancing no es para cualquiera. Un negocio no se construye de la noche a la mañana, y tener habilidades por sí mismas no es suficiente para tener éxito.

¿Qué opciones existen para trabajar de forma independiente?

1. Contratistas Independientes

Son el grupo más grande dentro de los freelancers. Trabajan por proyecto, y son lo que se considera un freelancer tradicional.

2. Pluriempleados

Estos freelancers trabajan en sus proyectos a la noche mientras todavía mantienen su trabajo tradicional. Si bien esta forma de trabajo garantiza ingresos más estables, se requiere de mucha disciplina para equilibrar el trabajo tradicional con proyectos esporádicos.

3. Trabajadores diversos

Estos tipos de freelancers hacen un poco de todo durante el día. Trabajan medio tiempo de forma tradicional y como freelancers el resto del día.

4. Trabajadores temporarios

Esta categoría está reservada para freelancers que son contratados por una empresa de forma temporal para trabajar a tiempo completo en ella.

5. Dueño de negocio

Este freelancer es aquel que sobrepasó su capacidad de negocio unipersonal, y se ve en la necesidad de contratar a otros freelancers para que su negocio siga creciendo.

Cómo ser Freelance

como convertirse en freelancer
Photo by Daniel Thomas on Unsplash

El primer paso para ser tu propio jefe no es escribir un plan de negocios. Tampoco diseñar un logo. Mucho menos imprimir tarjetas personales, o invertir dinero en anuncios.

Lo único que se necesita es encontrar a alguien dispuesto a pagar por un servicio que puedas ofrecer.

¿Sabes de diseñado gráfico? Empresas de todo tipo buscan constantemente diseñadores que los ayuden con sus marcas.

¿Sabes tocar la guitarra? Muchas personas están dispuestas a pagar por alguien que les enseñe.

¿Eres bueno con tareas administrativas? Tener un asistente online es una necesidad para muchos negocios.

La mejor manera de saber si una idea de negocio es buena o no, es aplicar el sentido común. ¿Por qué arriesgarse a invertir tiempo y dinero en algo que puede no funcionar?

¿Qué servicios ofrecer y a qué clientes?

Puede que tengas varios servicios que ofrecer y sea difícil decidir exactamente que hacer y para quién.

Siendo autónomo, definir tu oferta y tu nicho es esencial para tener un negocio sólido con capacidad de crecimiento.

Elegir un nicho es más que simplemente pensar en datos demográficos, pero el siguiente ejercicio te dará el puntapié inicial.

1. Escribe una lista de ideas de negocio, y quiénes serían los clientes

Debería verse algo así:

Idea:Cliente:
Social Media Manager para pequeños negociosDueños de pequeños negocios locales
Profesor de cocinaPersonas que acaban de mu- darse por su cuenta
Diseñador web para empresas de saludObras Sociales

2. Por cada persona en la segunda columna, pregúntate:

  • ¿Tienen los medios (dinero) y están dispuestos a pagar por este servicio? (Demanda)
  • ¿Tienes el conocimiento y la voluntad de proveer este servicio? (Suministro)

Si las dos respuestas son positivas, entonces vas por buen camino.

Por ejemplo, los dueños de pequeños negocios locales, ¿necesitan alguien que maneje sus redes sociales? Por lo general no invierten dinero en este tipo de servicios y tampoco tienen necesidad: consiguen clientes mayormente de boca en boca. No es una buena idea.

Para la mayoría de las personas que se mudan por primera vez solos, aprender a cocinar y tener una dieta balanceada es una necesidad. El problema es que no todos tienen dinero para pagarle a alguien que les enseñe, o mucho lo aprenden buscando recetas en Youtube. Mala idea.

Las obras sociales ¿tienen dinero para pagar los servicios de un diseñador? Sí, son empresas que mueven presupuestos grandes. ¿Están dispuestas a pagar por un sitio web? Probablemente, ya que les ahorraría tiempo y dinero en tratar directamente con clientes por otros medios. ¡Es una idea que vale la pena explorar!

¿Cómo encontrar clientes?

Ahora que tienes una buena idea, llegó el momento de encontrar tus primeros clientes ¡Sin compradores no hay negocio!

Pero estas personas no aparecen mágicamente porque te promociones en redes sociales, hagas anuncios, o tengas una página web.

El camino más directo y efectivo para llegar a ellos es simple: escribir a clientes potenciales con la intención de venderles tus servicios. Lo mejor es que encontrar a estas personas es fácil gracias a Internet.

Crea una lista de clientes potenciales y envíales un email o mensaje ofreciendo tus servicios. ¡Pero cuidado! No quieras cerrar una venta en esa primer interacción.

Simplemente invítalos a conocer más sobre lo ofreces a través de una llamada o reunión online. Conseguir clientes se basa en crear relaciones humanas.

Un email efectivo tiene que resolver 3 incógnitas para el cliente potencial:

  • ¿Quién eres? ¿Por qué debería importarle?
  • ¿Eres inteligente o un farsante?
  • ¿Qué gana el cliente de esto?

Un ejemplo de un buen primer email es:

Asunto: Quiero ayudarte a vender más Ollas a través de Facebook

Hola María,

Me encantan los productos que vendes, especialmente la línea de Pastelería. Gracias a tus ollas ahora puedo hacer tortas que son las estrellas a cada lugar donde voy.

Soy especialista en marketing digital y me encantaría ayudarte a vender más productos. Me especializo en vender a través de Facebook con buenos resultados y poca inversión.

Me interesaría poder ayudarte a tener más clientes, porque creo que tus productos son excelentes. Estoy segura de que estás muy ocupada para encargarte del marketing en Facebook y yo puedo encargarme de eso por ti.

Puedes comunicarte conmigo al ####, o simplemente responder este email. Si quieres saber más sobre los proyectos en los cuales trabajo, te invito a visitar mi sitio web www.url.com

Gracias!

Lo increíble de este sistema es que permite validar tu idea rápidamente.

Si le escribes a 100 personas pero ninguna te responde, puede ser que tu idea no sea buena o que tu mensaje no sea claro.

Sin embargo, si te responden 5 o 10 personas, entonces sabes que hay algo con que trabajar.

Concentrate en conseguir al menos 3 clientes que paguen por tus servicios. No te preocupes en cuánto cobrar en este punto. Empezar es lo importante; siempre puedes modificar tus tarifas más adelante.

¿Cuánto cobrar?

cuanto cobrar como freelancer
Photo by Alexander Mils on Unsplash

Saber cuánto cobrar para poder vivir exclusivamente siendo freelancer puede ser intimidante para muchos.

¿Hay que tener en cuenta la competencia? ¿Qué precios hay en el mercado? ¿Cómo puedo competir con gente que cobra $2 por hora? ¿Por dónde puedo cobrar a los clientes?

Cuánto cobrar está íntimamente ligado a tu modelo de negocios: ¿prefieres trabajar con pocos clientes grandes que paguen mucho? ¿O tener múltiples proyectos que paguen poco? Establecer esto también va a definir los tipos de clientes que vas a atraer.

El primer paso para saber cuánto cobrar, es sacar la cuenta de cuánto dinero necesitas ganar para poder mantener tu estilo de vida.

Hay que tener en cuenta que tener un negocio freelance no es gratis. Hay gastos de equipo, servicios, etc. Sin contar de que como trabajador independiente, también tienes que hacerte cargo de muchos gastos que antes corrían por cuenta de tu empleador.

Asegúrate de hacer una lista exhaustiva de todos tus gastos por año.

Costos de tu negocio:

  • Espacio de co-working/oficina
  • Hosting y dominio
  • Internet
  • Software contable/contador
  • Herramientas de project management
  • Smartphone
  • Computadora
  • Promoción y marketing
  • Software
  • Impuestos
  • Costos de vida
  • Obra social
  • Alquiler
  • Comida
  • etc

Tener una proyección de gastos mínimos anuales es una excelente base para saber cuánto dinero tienes que generar mensualmente. A ese número, tienes que sumarle gastos ‘extras’ como vacaciones, recreación, etc. Y por último, tu sueldo anual ideal: ese al que quieres llegar.

Cuando tengas en claro cuánto dinero tiene que generar tu negocio para cubrir todos tus gastos más el monto extra de ganancia que desees, vas a estar listo para elegir de qué manera cobrar: por hora, por proyecto, o por valor.

Formas de presupuestar

Por hora

Sacar tu tarifa por hora es fácil: simplemente tienes que dividir tu salario anual por la cantidad de horas facturables en el año (horas laborales menos horas utilizadas en vacaciones, marketing, proyectos propios, reuniones, etc).

Por ejemplo, supongamos que mi negocio tiene que generar USD100.000 por año. Trabajo 40 horas a la semana, es decir 2080 horas anuales a las cuáles tengo que restarle vacaciones (3 semanas = 120 horas), días por enfermedad (5 días = 40 horas), y días libres o feriados (7días = 56 horas). Es decir que a las 2080 horas originales, hay que restarle 216, lo que nos da un total de 1864 horas laborales.

A este número hay que restarle también la cantidad de horas invertidas en tu negocio, pero que no son facturables (reuniones, marketing, emails, etc). Se calcula que un 25% de esas horas no son facturables, lo que nos da un total de 1398 horas facturables al año.

Si divido el salario anual de USD100.000 por la cantidad de horas facturables 1398, me da una tarifa horaria de aproximadamente USD70 por hora.

Por proyecto

Cobrar por proyecto (o paquete) supone un precio fijo según el tipo de trabajo. Por ejemplo, si hacés sitios webs podés cobrar cada sitio web con los mismos requerimientos a USD5000.

En este modelo, la cuenta es diferente. En vez de pensar en cuántas horas hay que trabajar, pensás en cuántos sitios webs tenés que vender para llegar a tu número ideal. ¡Cuidado! No te olvides de tener en cuenta cuánto tiempo te va a llevar hacerlos.

Por valor

Por último, podés elegir llegar a una tarifa por valor que tiene el proyecto para tu cliente. Esta forma de presupuestar es la más compleja, pero la que permite tener mayores ganancias. En este caso, el precio se forma según el valor que tiene el proyecto para el cliente, y no sólo lo que nosotros necesitemos cobrar.

Por ejemplo, si llega a vos un cliente que tiene una tienda online, donde su promedio de ventas mensual es de $100.000; pero tu con un rediseño aumentas ese número en un %25 mensual, significa que tu proyecto exitoso aumento las ventas de tu cliente a $300.000 más anuales. Esto te da la posibilidad de cobrar el proyecto en base a los resultados de tu trabajo, y no sólo en relación a la cantidad de dinero que necesitas anualmente.

Aclaración: no existe una forma “correcta” de ponerle precio a tu trabajo. Todas las modalidades tienen cosas positivas y negativas. Queda en ti evaluar cuál es la que mejor se adapta a tus metas.

Trabajar gratis cuando se empieza

Hay muchas opiniones diferentes a la hora de trabajar de forma gratuita. Muchos freelancer sostienen que si recién estás empezando, trabajar gratis es una buena forma de conseguir clientes.

Trabajar gratis es bueno siempre y cuando seas estratégico al respecto.

No trabajes gratis para una empresa establecida. Si ya tienen tiempo en el mercado, significa que pueden pagarte.

Las caridades y ONGs son una excelente oportunidad de ofrecer tus servicios por un bien mayor, al tiempo que creas otra pieza para tu portfolio

Si estás trabajando gratis asegúrate que sea dentro del nicho que quieres desarrollarte.

Es muy importante poner límites claros cuando ofreces tus servicios de forma gratuita. Se claro en que incluye y que no, y asegúrate de decirles el precio real de tu trabajo. También puede ser una oportunidad de pedir otra cosa además de dinero a cambio, como testimoniales, publicidad, o recomendaciones.

La idea de trabajar gratis -es decir, sin intercambio de dinero- es que las dos partes igual salgan ganando de forma justa.

Las habilidades necesarias para ser Freelancer

habilidades necesarias para ser freelancer
Photo by Cookie the Pom on Unsplash

Una vez que empieces a trabajar desde la comodidad de tu casa, te darás cuenta de lo increíble -y peligroso- que es tener control total sobre tu tiempo.

Es muy fácil perder toda la mañana en Facebook, en trámites, o incluso haciendo tareas domésticas.

Al final del día vas a encontrarte con una montaña de emails sin responder, la fecha de entrega aún más cerca, y vas a estar obligado a pasar toda la noche frente a la computadora para llegar a cumplir con todo.

Para ser un freelancer exitoso, es necesario desarrollar una fuerte disciplina y luchar sin misericordia contra las distracciones.

Más allá de las habilidades específicas de tu profesión, cualquier persona que quiera ser freelancer necesita saber cómo ser productiva.

Cómo trabajar: productividad y hábitos

No es raro encontrar freelancers que trabajan 24hs al día. Pero déjame que lo aclare ahora: ese no es el ‘estilo de vida’ freelance.

Es simple mala administración de tiempo y recursos.

La clave para ser productivo y cumplir con tus obligaciones es crear una rutina que se adapte a ti.

Es hora de conocerte a ti mismo: ¿trabajas mejor enfocándote de forma intensa por tiempo limitado? ¿Eres más productivo de noche? ¿Prefieres trabajar desde tu casa, o un espacio de co-working?

Está comprobado que tener una rutina eleva los niveles de productividad, y crear una para ti mismo es el secreto para disfrutar plenamente de la libertad del trabajo independiente.

Técnicas de productividad

No tienes que depender únicamente de tu voluntad para ser productivo. Hay cientos de técnicas que pueden ayudarte.

Dos de mis preferidas son la Técnica Pomodoro (para trabajo intenso en periodos cortos), y “Tiger Time” de Amy Porterfield (para periodos de tiempo más largos)

Técnica Pomodoro

Consiste en dividir las tareas en pequeños intervalos de tiempo -usualmente de 25 minutos- con un descanso de 5 minutos entre cada uno.

Elige la tarea que quieras llevar a cabo. No importa si es grande o chica, simplemente que requiera de toda tu atención para su realización.

Setea un Pomodoro por 15 minutos (puedes usar un simple timer en tu celular para esto). Comprométete a trabajar cada uno de esos minutos. Si por alguna razón el Pomodoro se interrumpe, tienes que empezar de nuevo.

Trabaja hasta que suene el reloj. Si se te ocurre algo que tengas que hacer mientras estás trabajando, simplemente escribe la idea en un papel para volver a ella después.

Realiza una marca en un papel por cada pomodoro que pase.

Toma los 5 minutos de descanso entre pomodoros para tomar un cafe, moverte un poco, o hacer alguna tarea no relacionada al trabajo.

Cada 4 pomodoros se recomienda tomar un descanso más largo, de 20 a 30 minutos. ¡Tu cerebro te lo va a agradecer!

Tiger Time

Esta técnica ideada por Amy Porterfield consiste en apartar una gran fracción de tiempo durante el día, al cuál vas a protegerlo a como de lugar: nada -nada- puede distraerte de la meta que quieres lograr.

Identifica una ventana de trabajo durante tu día -mañana, tarde, o noche- donde sepas que no vas a tener ningún tipo de distracción. Establece una meta específica para ese espacio de tiempo, y comprométete a realizarlo.

Si bien no hay descansos como en la Técnica Pomodoro, hay ciertas reglas que van a ayudarte a sacar el máximo provecho de este tiempo:

  • No redes sociales
  • No email
  • No teléfono. Elimina cualquier distracción y prepárate mentalmente para enfocarte en sólo una cosa.

Cómo cumplir con plazos de entrega

¿Quieres saber cuál es el secreto para alcanzar tus metas? Sé responsable contigo mismo.

Existen varias herramientas que pueden ayudarte:

1. Fechas límites / Tu calendario

Muchos freelancers creen que las fechas límites son como la finalización de un examen: “entrega hasta donde hayas hecho”. En realidad, las fechas límites son una herramienta que te ayudan a completar proyectos y manejar tu tiempo.

Existen 3 factores a tener en cuenta para poner plazos de trabajo realista:

  • Conoce el proyecto en profundidad
  • Evalúa de forma realista las habilidades y herramientas necesarias
  • Ten un tiempo disponible apropiado.

Es crítico saber exactamente qué conlleva el proyecto y qué tareas son necesarias para su realización. Asegúrate de hablar en detalle con tu cliente y que los dos estén de acuerdo en cada tarea y resultado, incluso antes de pensar en plazos.

Se realista con tus habilidades y espacio de trabajo. Debes saber de qué eres capaz y sé honesto sobre eso. A veces pensamos que algo nos puede llevar 2 días cuando en realidad nos lleva una semana. Tener una idea clara de cuánto tiempo te lleva hacer algo te permite negociar plazos de entrega basado en hechos y no en suposiciones.

Siempre date un poco de espacio extra. ¡Es indispensable! Nunca he trabajado en un proyecto sin que pase algo inesperado, desde enfermarme hasta que se rompa mi equipo.

Clientes que demandan plazos poco realistas deben ser conscientes de los riesgos. Desde no poder completar el proyecto a tener resultados de poca calidad. Como freelancer -si decides trabajar con este tipo de clientes- es tu responsabilidad dejar en claro esas consecuencias.

2. Compañero en responsabilidad

Tener alguien a quien rendirle cuentas es una excelente manera de cumplir con tus plazos y metas. Esta persona va a ayudarte a mantener tus compromisos.

Puede ser un amigo, un familiar, o incluso un colega.

La dinámica de un compañero de responsabilidad es establecer reuniones semanales dónde ambos van a establecer metas para esa semana, y comprometerse a cumplirlas antes de la siguiente reunión.

Tener que “enfrentar” a tu compañero sirve de motivación para cumplir con tus tareas.

3. Únete a una Mastermind

Una Mastermind es un grupo de personas comprometidas a reunirse de forma periódica para discutir su trabajo, motivar y aconsejarse mutuamente.

Estos grupos prosperan por la colaboración entre pares, dando a sus miembros la posibilidad de hablar de diferentes puntos de vistas sobre su trabajo y metas. Son geniales para mantenerse responsables.

4. Ponle precio: StickK

A veces, la clave para cumplir es poner una consecuencia real a no llegar con los plazos. Para esto puedes usar StickK.

La idea es bastante simple: propones una meta, y una consecuencia con dinero. Si no la cumples, este sitio web dona ese dinero a una caridad que odies, o incluso a un enemigo.

Es una idea genial la de llevar la responsabilidad al siguiente nivel.

Manejando e-mails y comunicación

Aprender cómo manejar los diferentes canales de comunicación es una habilidad básica para aquellos que trabajan desde casa. Emails, llamadas de teléfono, y reuniones pueden convertirse fácilmente en un agujero negro de tiempo en tu rutina.

E-mail

El email es una herramienta esencial. Como freelancer, es probable que tu casilla se llene rápidamente. Algunos de esos mails van a ser urgente, y otros no tanto. Es tu responsabilidad decidir cuál de ellos merecen tu atención.

Gmail tiene cada vez más herramientas de organización, o incluso puedes optar por add-ons como Streak. Pueds categorizarlos según prioridad o ‘pausarlos’ hasta una fecha específica, ayudando a limpiar tu casilla dejando sólo los correos más importantes a la vista.

Tener una biblioteca de respuestas prediseñadas también ahorra mucho tiempo. Estas plantillas pueden ser respuestas para reuniones, confirmaciones, y una variedad grande de otras situaciones. Todo lo que necesitas es copiarlas, adaptarlas a la situación particular, y listo.

Llamadas de teléfono

No hay dudas sobre sus beneficios, pero las llamadas por teléfono es algo que puede salirse de control fácilmente a no ser que establezcas reglas y límites.

Tener horarios de oficina donde tus clientes sepan que pueden contactarte va a prevenir que tu teléfono suene a la mitad de la noche.

Reuniones

Preguntate si la reunión es realmente necesaria antes de programarla. Si puedes comunicarte por otro medio, entonces no tengas la reunión. Herramientas como Skype, o incluso email pueden ahorrarte tener que reunirte en persona.

Si no hay otra opción, pon reglas para aprovecharla al máximo. Propone un horario, una agenda, ¡y a cumplir!

Tu sitio web

sitio web como freelancer
Photo by Kevin Bhagat on Unsplash

Tu sitio web es la cara de tu negocio online. Por lo general, como freelancer lo primero que se viene a la cabeza cuando se habla de sitio web es tener un Portfolio.

Pero ¿si pudieras ganar dinero de varias formas con tu página web? Tener una página web que genere ingresos pasivos es para muchos un sueño hecho realidad.

Hay diferentes modelos de negocios que se pueden aplicar a un sitio web.

1. Publicidad

Sitios web con mucho tráfico utilizan anuncios para ganar dinero (usualmente a través de Google Adsense).

El concepto es muy simple: cada vez que alguien hace click en un anuncio, te pagan algunos centavos. El problema es que para ganar buen dinero es necesario tener mucho tráfico de forma constante.

2. Afiliados

Puedes recomendar herramientas y otros productos en tu sitio web a través de blog posts u otro tipo de contenido. Cuando una persona compra haciendo click en el link que provees, se te paga una comisión.

Puedes aplicar al programa de afiliados de la empresa o herramienta que quieras compartir, o unirte a una red de afiliados.

Este modelo es un arma de doble filo: por un lado, se puede ganar mucho dinero pero por otro, depende de la confianza que tenga tu audiencia en ti.

Procura recomendar productos en los que confíes y ser transparente a la hora de dejar en claro que vas a ganar una comisión por la compra.

3. Vender infoproductos

Vender conocimiento en forma de ebooks, videos, o cursos es una excelente manera de generar ingresos a través de tu sitio web.

La clave está en encontrar algo que la gente esté dispuesta a pagar para aprender, y crear algo en base a eso.

El mundo de los info-productos es demandante y complejo. Te recomiendo que investigues las diferentes opciones antes de elegir este forma de monetización.

4. Vender productos digitales

¿Tienes un banco de fotos propias sin utilizar? ¿Recursos vectoriales? ¿Temas de WordPress? ¿Templates de emails? ¿Ebooks?

Hay infinitas opciones para crear productos digitales y venderlos a través de tu sitio web. Es una excelente opción para complementar tus ingresos, especialmente si tu profesión requiere la creación de elementos que después no se usan más.

¿Cómo crear tu propio sitio web?

No necesitas invertir millones en un sitio web, especialmente al principio.

Con muy poca inversión y algo de tiempo, puedes tener un sitio sólido sin necesidad de hacer un desarollo desde cero.

Existen opciones “gratuitas” para crear un sitio online. Por más que sean tentadoras, mantente lejos de Wix, WordPress.com, y otros lugares donde no tengas control real sobre su web.

La opción más simple es tener un sitio web en WordPress. Sí, vas a tener que pagar hosting y dominio -y tal vez un tema– pero es una base que está pensada para que crezcas y modifiques tu web según tus necesidades y las de tu negocio.

Herramientas para Freelancers

herramientas para freelancers
Photo by Dan Cristian Pădureț on Unsplash

Como negocio unipersonal, utilizar las herramientas correctas es una gran ayuda que va ahorrarte muchos dolores de cabeza… ¡y dinero!

Actualmente hay cientos de herramientas online -gratis y pagas- que pueden ayudarte en diferentes aspectos de tu negocio.

La siguiente lista es de las herramientas que usamos para mantenernos al día con nuestros clientes y proyectos.

Notion

Gestionar proyectos es muy conveniente con esta herramienta.

Es muy versátil: se pueden asignar tareas específicas, crear calendarios de contenidos, compartir actualizaciones y mucho más.

Tiene planes gratuitos y pagos, pero en lo personal encuentro que la versión gratuita es más que suficiente para la mayoría de los proyectos.

Payoneer

Payoneer es la plataforma de pago que utilizo mayormente para cobrar a mis clientes.

Permite recibir pagos desde cualquier parte del mundo en múltiples divisas, y puedes acceder a una tarjeta de débito Mastercard para acceder a tu saldo en cualquier momento.

Hosting: Siteground

Vas a necesitar adquirir hosting para tu sitio web. Hay cientos de ofertas online, pero por experiencia propia recomiendo que busques un servicio donde no tengas problemas con tu sitio, y el servicio técnico sea efectivo.

Después de probar muchas opciones, puedo decirte con seguridad que Siteground ha sido la mejor elección hasta el momento. Lo mejor es su servicio técnico por chat, tanto en inglés y en español.

¡Muy recomendado!

Slack

¿Odias recibir emails todo el tiempo? Slack es la solución.

Comunícate con tu equipo a través de chats privados, y organiza las conversaciones a través de diferentes canales. Tiene opciones gratuitas y pagas dependiendo de las funcionalidades que desees utilizar.

Google Workspace

Google tiene una suite de aplicaciones específicas para negocios. Desde Gmail a Google Docs, Google Drive, y más; esta herramienta te permite tener todos tus documentos en un mismo lugar, eliminando la necesidad de adjuntar archivos todo el tiempo.

También puedes utilizar Gmail con tu dominio. Esta herramienta sale a partir de U$D5 por mes.

Dropbox

Compartir archivos con tus clientes es muy fácil utilizando Dropbox. Simplemente crea una cuenta, sube los archivos, y compártelos mandando una invitación por email.

Dropbox es gratuito dependiendo del espacio que necesites.

¿Qué viene después?

Ya sé, ya sé.

Es mucho para tener en cuenta.

Nadie dijo que esto de trabajar de forma independiente fuera fácil.

Lo que sí, no tienes que recorrer este camino solo/a por tu cuenta. En Wanderlancers y nuestro canal de Youtube vas a encontrar más recursos para ayudarte en esta aventura.

¿Qué dudas tienes sobre trabajar de manera freelance?

Este artículo puede contener links de afiliados, lo que significa que podemos recibir una pequeña comisión en caso de que adquieras un producto mediante los mismos, sin que signifique un costo extra para tí.

¿Querés saber sobre nuevos contenidos, cursos, promociones, y más? ¡Suscribite!

Las Mejores Plataformas para conseguir Trabajo Freelance

Las Mejores Plataformas para conseguir Trabajo Freelance

Conseguir clientes de forma constante es una parte importante de trabajar como freelance, y las plataformas freelance son un excelente medio para llegar a nuevos trabajos. Los mercados freelance son sitios web que actúan como intermediarios entre los clientes y...

Mejores Métodos de Pago para Freelancers 2023

Mejores Métodos de Pago para Freelancers 2023

Como autónomo, tienes muchas opciones a la hora de cobrar a clientes. Puedes elegir recibir el dinero a través de transferencias en línea, billeteras virtuales, depósitos directos, cheques o incluso criptomonedas. Las plataformas para recibir pagos internacionales...

Los mejores lugares donde encontrar Clientes Freelance

Los mejores lugares donde encontrar Clientes Freelance

Saber donde encontrar clientes es una parte esencial de tener un negocio autónomo. Al fin y al cabo, sin clientes no hay ingresos. Por supuesto, saber dónde están los clientes es sólo el primer paso. También tienes que aprender a ofrecer tus servicios, negociar nuevos...

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Vas a recibir un email de confirmación. ¡Asegurate de hacer click en el link para recibir la Lista!

¡Ya casi! Controlá tu casilla de correo y confirmá tu email para recibir la lista con 75 Lugares para Conseguir Clientes.

Pin It on Pinterest

Share This