¿Así que te gustaría saber quiénes somos?

Es lógico.

A mi también me daría curiosidad si me cruzo con 2 personas que vienen a decirme que se puede tener un negocio freelance online sin perder la cabeza.

¿Cómo se hace en realidad para conseguir clientes, para saber cuánto cobrar, para organizarse la vida y poder hacer todo lo que queres hacer y que te quede tiempo suficiente para vivir?

Porque lo lindo de ser independiente es justamente eso.

El tiempo.

El tiempo que siempre fue tuyo pero dejás que otros manejen.

No te confundas, que el dinero está. Pero no es lo más importante.

No conozco a ningún freelancer que quiera trabajar por su cuenta para hacerse rico (aunque está comprobado que se gana más dinero que siendo empleado), pero sí porque quieren tiempo.

Tiempo para viajar por el mundo sin tener que pensar que se acaban las 2 semanas de vacaciones y te espera una casilla de emails a reventar.

Tiempo para cortar a mitad del día y visitar un museo con tu pareja.

Tiempo para poder sentarte a tomar el desayuno en familia sin tener que salir corriendo a viajar como una sardina en colectivo para llegar a horario a la oficina.

Tiempo para dedicarte a toda esa lista de cosas que siempre dijiste que ibas a hacer pero nunca encontraste el espacio.

Si, bueno, tal vez no puedas convertirte en astronauta a los 30, pero hay tantas, tantas otras cosas que se pasan y pierden por no animarse a crear una vida bajo tus propias reglas.

Llegar a ser verdaderamente independiente puede parecer imposible.

Para muchos, lo es.

Pero si estás acá es porque sabés que hay otra alternativa.

Es un camino con desafíos, no voy a mentirte.

Si estás esperando encontrar algo acá del tipo “¡Ganá 10.000€ proyectando tu sombra en la pared!” desde ya te digo que cierres la ventana.

No hay fórmulas mágicas. No hay clientes que caigan del cielo. No existe un secreto súper secreto al que sólo muy pocos pueden acceder y llegar al “éxito”.

El Éxito -ese con E mayúscula- es algo que solo vos podés definir. Y por más de que no hay un camino único para alcanzarlo, sí podés hacer el viaje más simple.

Eso es lo que vas a encontrar en Wanderlancers.

Todo lo que aprendimos en 10 años de trabajar por nuestra cuenta, con lo bueno y lo malo. Con los errores y los aciertos. Y con lo nuevo que aprendemos día a día.

Nos cansamos de vivir pensando que las cosas “le pasan a otro” pero nunca a nosotros.

Decidimos cambiar, y ahora te invitamos a que te sumes al recorrido con tu propia perspectiva.

¿Querés ser parte? Suscribite a la lista.

Y sino, no pasa nada.

Pin It on Pinterest