¿Qué debe tener un buen portfolio online?

En el podcast de hoy vamos a explorar qué cosas no pueden faltar en tu sitio web (mal llamado portfolio) para sacarle el mayor jugo como herramienta de ventas. Así es que prestá atención porque lo que te vamos a decir será clave para tu negocio como freelancer.

 

¿Qué necesito para mi emprendimiento?

No lo dudes: precisás un sitio web. Tenerlo te permitirá manejar el 100% del control lo que pasa ahí adentro, y no dependerás de terceros, evitando muchos imponderables, por ejemplo: caídas de redes sociales, de intermediarios que cobren por postear tu trabajo, etc.

 

Chequeemos pasos previos.

En primer lugar, repasemos cuáles son los pasos previos que tenés que haber seguido:

1º tener idea,

2º investigar el mercado,

3º saber cuál es tu cliente.

Una vez que cuentes con esta información, ¡podés pasar a la acción! Y crear tu propio sitio web. Te preguntarás ¿qué es lo que debe tener un buen sitio web? Primero, expliquemos de qué estamos hablando.

 

¿De qué hablamos cuando hablamos de sitio web?

Entendamos sitio web como un lugar donde podés mostrar tus trabajos. Ojo! Un portfolio es una parte de un sitio web, no el sitio web en sí.

Una duda habitual es: ¿tengo que invertir dinero en mi negocio para poder tener una herramienta? La respuesta es: ¡claro que sí!

Pero tranqui, no es caro, es una pequeña inversión de no más de 5 dólares al mes. Nosotros te recomendamos hacerlo en wordpress.org ya que la consideramos la mejor opción, y ahora pasaremos a ver por qué.

 

El problema con las plataformas gratuitas.

Una consulta habitual es qué pasa con sitios no pagos como Behance, o como Dribble, Artstation o Devianart, en los cuales uno puede crear una cuenta y subir sus trabajos.

Lo que podemos decirte es que si bien son fáciles de utilizar, son un arma de doble filo ya que tus potenciales clientes al entrar a estos sitios estarán a un click de tu competencia, y esto, evidentemente es un riesgo. Entonces tendrías que preguntarte, ¿vale la pena tomar ese riesgo solo porque sea gratuito?

Tené en cuenta que el único parámetro de tu cliente para medir la calidad de tus productos o servicios estará en las referencias que muestres en tu sitio. En esos sitios gratuitos no tendrás la libertad creativa de desarrollar un speech de venta, o hablar de cuáles son tus ventajas. Por esta razón, usar estas plataformas como herramienta para vender termina siendo, en la mayoría de los casos, una idea contraproducente.

 

Además, si te definís únicamente por tus trabajos previos, te estás reduciendo de algún modo a ser un mero commodity, es decir, una simple mercancía, que va a ser comparada con la de otros solo por su precio o por parámetros limitados.

 

¿Qué pasa con otras opciones alternativas intermedias?

Wix, o WordPress.com son gestores gratuitos, ofrecen plantillas templates. Se trata de opciones alternativas, intermedias entre las plataformas más usadas y un sitio pago. Te recomendamos considerarlas únicamente si no contás con otra opción. ¿Por qué? Porque al ser gratuitas son limitadas, entonces no pueden aprovecharse a fondo como herramienta de venta.

Por ejemplo, tu sitio web puede estar pensado para captar leads (clientes potenciales), es decir, a aquellas personas que han demostrado interés de alguna manera por un producto o servicio.

 

Pasemos a lo bueno…

Entonces, ¿qué necesitás para arrancar con un sitio web? Necesitás: un dominio, un hosting y, si vas a instalar un wordpress, solo una plantilla de wordpress.

¿Qué es un dominio? Es la url, o sea, la dirección de tu sitio web, y la podés comprar en namecheap.com, donde cuestan alrededor de 8 dólares al año.

En cuanto a hosting ¿cuál recomendamos? Siteground.

Para tus plantillas, si no contás con dinero y querés empezar desde lo básico hay muchas plantillas gratuitas. Y si querés algo más profesional y práctico te recomendamos enfáticamente Divi, que es un constructor de páginas web, donde podés usar un tema profesional y es realmente muy sencillo de usar, ya que, entre otras cosas, permite arrastrar elementos de manera fácil e intuitiva.

 

¿Qué cosas debe tener una buena página web?

Hay cinco partes que son esenciales:

1º Home.

2º Servicios o productos.

3º Quiénes somos.

4º Portfolio.

5º Sección de contacto.

 

Home: ¡atención con los errores más comunes!

La función básica de una home es la de transmitir a tus clientes, o potenciales clientes qué es lo que vos hacés y para quién.

Un error muy común en la vasta mayoría de freelancers, que puede deberse tanto a su propia inseguridad como a simple pereza, es que al comenzar a investigar a fin de armar su sitio web, indagan en los de otros freelancers dentro de su rubro, y, en lugar de tomarlo como mera referencia o inspiración parcial, terminan copiando todo de manera cuasi-idéntica, y por lo tanto, cometiendo los mismos errores.

Para evitar esto, te proponemos empezar desde otra óptica, teniendo en cuenta que un sitio web es una manifestación de tu marca, y es una herramienta de ventas que debe estar aplicada a la solución que ofrecés y al nicho al que apuntás.

Entonces, cuando un visitante llega a tu home, lo primero que tiene que quedar claro como el agua (agua potable), es qué va a encontrar en este lugar, y qué soluciones vas a dar.

 

Una buena sección Home, si breve y clara, buena dos veces

La idea es que la persona que ingrese a tu sitio tiene que poder descubrir en un golpe de vista de muy pocos segundos qué es lo que vos hacés.

De lo contrario, tus posibilidades de atraer clientes van a desvanecerse instantáneamente.

Resulta óptimo, entonces que en una sola oración quede englobada la totalidad de lo  que ofrecés, la solución que das, y para quiénes está dirigido. Un ejemplo sería que tu potencial cliente se encuentre con un mensaje así de claro: “Diseño de páginas web para clientes que quieren vender más online.”

Esto cumple una doble función. En primer lugar, si la persona que te visita es tu nicho específico, va a sentirse interesada, ya que percibirá que habla con alguien que lo entiende, que se dirige directamente a él o ella. En segundo lugar, quien no pertenezca a tu nicho específico, inmediatamente sabrá que no tiene por qué seguir leyendo.

Una buena home debe funcionar como un aeropuerto, es decir, tiene que dejar muy en claro cuáles son las opciones dónde puede dirigirse el visitante. De la misma manera, la navegación debe ser igual de clara para que quien la visita sepa cuáles son los pasos siguientes.

 

Sección Servicios o Productos: soluciones concretas y no listas sábanas.

La segunda sección que no puede faltar en tu sitio web es la de “Servicios” y/o “Productos”, la cual debe hacer foco en los problemas que tiene el cliente y cómo los solucionas.

Ahora bien, en esta tarea hay errores que conviene evitar. En primer lugar, las largas y tediosas listas “sábanas” de todo lo que sabés hacer. Recordá que en este juego quien gana es quien se especializa, y uno se especializa en una solución, no en una lista de habilidades. Todo debe estar direccionado al problema de tu nicho en particular, y a cómo vos vas a solucionarlo específicamente.

Entonces, ¡no te confundas! Te aseguramos que no vas a tener más chances por el solo hecho de enlistar mil habilidades. Lo más posible es que las tengas si te especializás en una o como máximo dos tipos de soluciones.

Para eso, recordá siempre pensar en términos de soluciones, entendiendo esta sección de Servicios/Productos como una sells page, o sea, página de ventas.  Por esta razón es fundamental que esta sección sea altamente persuasiva, así, quien termine de leerla estará listo para contratarte.

Por otro lado, para poder lograrlo, es crucial que tengas bien estudiado cuál es el nicho de mercado al cual querés dirigirte. Y hablarle a ese nicho, directamente.

 

¿Texto largo o cortito?

Otro factor a tener en cuenta: no te abrumes pensando en qué y cómo escribir. No hace falta que desarrolles un texto complejo ni excesivamente extenso. Puede ser algo muy conciso, o puede ser más extendido, pero lo fundamental es que apunte a la solución,  pues es lo que tu potencial cliente estará dispuesto a comprar, y ese es el efecto que debés conseguir en la redacción persuasiva de esta sección.

Si estás vendiendo algo de cierta complejidad y de un precio muy alto, un texto muy conciso puede no ser la aproximación correcta al efecto deseado. Quizás debas desglosar y detallar más meticulosamente el contenido, explicando con claridad cada parte de tu producto o servicio.

No obstante, si tu estrategia está apuntada a vender un producto o servicio más económico y concreto, te recomendamos ajustarte a un texto breve y eficaz.

Más allá de esto, tené cuidado con la tendencia a adornar un texto de palabras por el mero gusto de adjetivar tu perfil como freelancer. Preferentemente planteatelo de la siguiente forma: “cuando alguien entre a mi sitio y no me conozca, va a leer una suerte historia, relato o cuento en el que le tiene que quedar claro que yo voy a solucionarle un problema.”

 

Pero…¿quién sos?

Una vez que ya sabemos cuál es el problema del cliente, tenemos que centrarnos en ver cómo vos vas a resolverle el problema al cliente.  O sea, veamos quién sos en relación al cliente. No pierdas tu tiempo en explayarte en datos personales que escapan a esto. Ya tendrás espacio en tu vida personal para que tus amigos y conocidos descubran y compartan tus hobbies y gustos personales. Centrémonos ahora en cómo vas a proyectar experiencias propias hacia tus potenciales clientes, y puestas a su servicio.

Además tenés que preguntarte qué es lo que diferencia vos de tus competidores, y sirve a un determinado nicho. Te incentivamos, entonces a mantener en mente la idea de siempre conectar con tu nicho, que siempre haya un punto de contacto emocional con tus potenciales clientes.

Una buena manera de aprender cabalmente lo que decimos es investigar páginas con buenas secciones de quiénes somos. ¿Y cómo detectamos cuáles? En primer lugar, te sugerimos (aunque no es indispensable) que sean sitios relacionados a tu nicho.

Una vez localizados, aventurate a hacerles pasar el siguiente “test”: contá cuántos “yo” o “nosotros” hay en su sección quiénes somos. Si la página está plagada de “yo” “nosotros” “líderes del mercado” “años de experiencia”, y demás clichés vacíos de contenido, suele tratarse de una mala sección “quienes somos” ya que no se genera una conexión a nivel emocional.

 

Decí: ¡whisky!

Otra herramienta que consideramos útil es mostrarse a través de fotos. Pero, ¡atención! No pierdas de vista que la imagen que presentes sea acorde a tu producto o servicio.

Naturalmente esto varía, pero en general consideramos que resulta positivo encontrar un punto medio que no sea ni demasiado informal (malla, ojotas y tu perro al lado) o demasiado formal (pelo engominado, nightgown, traje de fiesta).

No pierdas de vista que si alguien entra  a tu “Quién soy/quiénes somos” es porque quieren ver la imagen de la persona que hay detrás de ese sitio web. Esto tiene un valor psicológico importante, ya que no están entrando a un local físico donde pueden encontrarte personalmente sino accediendo a través de internet, entonces poner a su disposición tu rostro ayuda a crear una sensación de mayor confianza.

Te alentamos a que no seas tímido y te animes a elegir una o varias fotos que muestren una actitud alegre y ávida de ofrecer la mejor solución a tus clientes. ¡Vamos, vos podés!

 

La sección favorita de todos: Portfolio

El portfolio es el lugar donde tenés que demostrar que sabés de lo que estás hablando. Suele ser la sección preferida de todos, ya que de algún modo es tu zona de confort. Es aquello que ya hiciste, que ya manejás.

No obstante, no te confundas: eso es solo la introducción. El portfolio es, antes que nada,  una herramienta que deber servir para mostrar determinadas cosas. Pero no se trata solo de subir algunas lindas fotitos de tus trabajos o enlistar escuetamente ejemplos de cosas que hayas hecho, sino que la manera óptima de aprovechar esta herramienta es entender cada elemento de tu portfolio como una oportunidad para mostrar de manera específica tu experiencia y conocimientos.

Lo que implica que vas a tener que redactar de qué se trató cada trabajo, para quién lo hiciste, cómo solucionaste el problema del cliente en esa ocasión, cuánto tiempo tardaste, etc. En otras palabras: ¡dale contexto a cada proyecto!

¡No te olvides!:  el story telling es crucial, ya que si solo presentás un muestrario impersonal y estereotipado de tus productos o servicios, tu potencial cliente queda desenganchado, ajeno a tu contexto, y eso le genera menos confianza e interés.

 

Ordenado, eficaz y con self-confidence.

Otro aspecto que no deberías pasar por alto es que tu portfolio sea ordenado, claro e hilvanado con un criterio visual, si no uniforme al menos armonioso. Por ejemplo (en el caso de diseñadores): arriba los logos, luego videos, abajo los brochures, etc. De este modo, será agradable de ver y no un mero popurrí desprolijo de cosas.

Si para lograr esto tenés que dejar afuera algunos trabajos, ¡no temas hacerlo! No es necesario poner todo lo que hiciste, muchas veces: menos es más. Tené en cuenta que el potencial cliente probablemente no quiera perder su tiempo en ver tus decenas de trabajos. Te proponemos reducirlo a tus 7 u 8 mejores proyectos, o moverte en un rango de entre 3 y 10 proyectos.

Si recién estás empezando, puede que no tengas experiencias profesionales (pagas) que mostrar, pero eso no significa que no tengas otras que hayas hecho en un contexto académico, personal o incluso por mero esparcimiento, donde no hayas percibido pago por hacerlo. ¡No temas incluirlas si son una prueba de que sabés hacer lo que estás ofreciendo!

Además podés generar proyectos al solo efecto de poder escribirlos (por ejemplo: diseñar un logo para un amigo, escribir en un blog, traducir un texto que te guste, etc, según cuál sea tu rubro).

 

Sección de Contacto: sencilla pero inteligente.

Parece una sección obvia, pero queremos hacer hincapié en lo siguiente: la función de esta sección es que seas accesible. Aunque parezca mentira este suele ser un aspecto en el que se equivocan miles de sitios, lo que lleva a que los clientes o potenciales clientes deban ponerse a buscar por redes sociales o buscadores cómo contactarlos ya que el sitio no ofrece una vía clara. Entonces pierden clientela por algo tan simple, ya que muchas personas, obviamente, no tendrán el interés de ponerse a buscar.

Por eso no olvides que la sección de contacto es aquella donde vas a brindar la forma más fácil de contactarte. Podés tener un formulario de contacto, y/o incluir redes sociales, dirección de correo electrónico, teléfono, etc.

 

Call to action!

Un elemento infaltable: en cada sección debe haber un llamado a la acción claro. Preguntate qué es lo que pretendés del visitante, por ejemplo: que se suscriba a tu lista de correos, que te contacte para contratarte, etc y expresalo claramente en cada sección. “¿Querés que trabajemos juntos? Me podés contactar haciendo click acá.”

 

Dime con quién andas…

Un aspecto realmente significativo a incluir son testimoniales o prueba social, es decir: otras personas avalando lo que vos hacés o cómo trabajaste.  Quizás al principio no los tengas pero luego sí, ¡no dudes en agregarlos libremente en la sección que quieras!

La navegación debe ser clara y funcional a los clientes, no al diseño o a tus gustos personales.  

Para aprender más sobre este y otros aspectos centrales para tu negocio freelance,  ¡inscribite en nuestra academia online! Allí vamos a dedicarle especial atención a cómo crear tu sitio web. Tené en cuenta que la Academia de Wanderlancers solo abre por ciertos períodos de tiempo. Entra en el sitio para saber cuando comienzan las inscripciones. ¡No te lo pierdas!

¿Estás buscando clientes? ¡Bajá GRATIS la lista de 75 Lugares donde conseguir Clientes!

Que tiene que tener un portfolio online

Que tiene que tener un portfolio online

¡Decínos hola!

¿BUSCÁS CLIENTES?

¡BAJÁ LA LISTA CON 75 LUGARES PARA CONSEGUIR CLIENTES!

2 Comments

  1. ariel gimenez

    Explican temas técnicos y aburridos de forma carismática..Escuche todo el postcast ,así que eso debe ser algo positivo…¡Saludos!

    Reply
    • Cami

      Esperamos que se entiendan! =)
      Muchas gracias Ariel!

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This