Cómo lidiar con un entorno que no te apoya

En el mundo de hoy sabemos que si hay algo que abundan son críticas. Nuestra sociedad actual ha hecho de las críticas un modo de vida, y frente a los freelancers esto no es la excepción. Al contrario, solemos recibir opiniones negativas por dedicarnos a algo que suele no coincidir con el estilo de vida promedio del asalariado tradicional, y porque asumimos riesgos con los que mucha gente no se siente cómoda. El desafío es entonces, ¿cómo lidiar con un entorno que no te apoya y enfrentar las críticas de manera sana? ¿Cómo filtrar las negativas para evitar que lleguemos a dudar de nosotros mismos?

¿Freelancer?… mmm… no sé…

La primera sensación de vértigo suele ocurrir a la hora de comunicarle a nuestro entorno (familia, pareja, amigos, etc) que vamos a renunciar a nuestro empleo fijo, en relación de dependencia, para dedicarnos de manera completa al trabajo freelance.

Pero, lamentablemente este vértigo no es solo al principio, sino que a lo largo de la vida freelancer, a menudo encontraremos resistencia por parte de otros. Esta no siempre es malintencionada, y muchas veces solo parte del desconocimiento.

El solo hecho de haber decidido ir contra la corriente y lanzarte a emprender de manera autónoma, implica que, incluso aunque tengas éxito en tu actividad, habrá quienes no lo vean con buenos ojos y te bombardeen con cuestionamientos como: ¿no te da miedo?, ¿y qué pasa si no conseguís clientes?, ¿y si perdés todo lo que conseguiste?

La verdad es que ser freelancer puede llegar a ser un camino muy solitario, por lo cual uno necesita apoyo de sus afectos. Y no siempre contamos con la madurez emocional para hacerle frente a la negatividad de las opiniones, aun cuando estemos entusiasmados en nuestra actividad emprendedora. No somos de piedra y estas cosas nos afectan.

Por eso, resulta clave aprender a desarrollar herramientas emocionales e intelectuales para enfrentar estas situaciones, y evitar que lleguen a cortarte las alas.

 

Cambiar la mentalidad

En primer lugar, es muy importante entender que no todo el mundo tiene que estar de acuerdo ni apoyarte en tu camino, y, por otro lado, no vivir a la defensiva asumiendo que todos van a criticarte solo porque algunos lo hagan.

Siempre es bueno conservar un equilibrio, entonces, si estás en un entorno que no te apoya personal demasiado negativo, quizás la alternativa esté en abrirte de ese contexto, buscar opiniones en otros lugares y personas.

Por otro lado, si todo tu contexto fuera invariablemente alentador sin importar cuál sea tu proyecto, sin plantearte ningún tipo de acotación o crítica constructiva, también sería interesante buscar otras opiniones.

No pierdas de vista que uno de los aspectos más enriquecedores del trabajo freelance es que podés encontrar diversos grupos dispuestos a brindarte apoyo según lo que vayas necesitando. Tus referentes no se van a limitar entonces a solo unos pocos compañeros de oficina.

No obstante, queremos resaltar la importancia de desarrollar lo que se suele llamar thick skin, (en inglés: “piel gruesa”) es decir, una cierta impermeabilidad a lo negativo, para que los ataques “reboten” y no te hagan daño.

 

De quién parte la crítica

Este es un proceso bastante personal, porque cada uno reacciona a su manera ante determinadas presiones. No obstante, consideramos que, por un lado, no todas las opiniones son dignas de atención; y por otro, cada cual tiene una realidad distinta y situaciones particulares en su entorno.

Por ejemplo, para una persona joven con un hijo pequeño y pareja la estabilidad económica tiene un peso fundamental, y la opinión de la pareja sin dudas será un factor a tomar en cuenta, ya que el cambio de paradigma de trabajo tendrá un impacto inmediato sobre la vida familiar.

Distinto es el caso de que los achaques provengan de amigos, tíos, primos y demás personas a las que no les conciernen ni afectan tus decisiones personales.

 

¿Por qué nos cuesta ignorar a los criticones?

Los seres humanos estamos biológicamente programados para que nada nos afecte más que la presencia de otros seres humanos. Y cuando esta presencia viene acompañada de una actitud negativa, no podemos evitarlo: de algún modo nos va a afectar.

Si se trata simplemente de haters o trolls en youtube o en cualquier red social, es verdad que tendemos a focalizarnos siempre en lo negativo y a pasar por alto los comentarios positivos que quizás son más numerosos.

Muchas veces la opinión destructiva cala hondo porque cada uno es el peor crítico de sí mismo, entonces un comentario mordaz  de otro sirve de combustible para alimentar a esa pequeña voz interna auto-criticona que todos tenemos.

Entonces las preguntas son: ¿cuánta energía vas a dedicarle a esta negatividad? Y, por otro lado ¿de quién parte esa actitud?, ¿es de alguien central en tu vida, o no?

Si la respuesta es no, seguramente sea una pérdida de tiempo regalarle espacio mental a las opiniones de personas que quizás te conocen poco o ni siquiera te han visto en su vida. ¿En qué pueden influir sus “malas vibras” en tu realidad, en tu día a día?

Ahora bien, como decíamos, distinto es el panorama cuando el rechazo a tu idea proviene de una persona cercana que, incluso si tenés un buen plan o ya te estás teniendo cierto éxito como freelancer, insiste (a veces durante años) en que deberías tener un empleo en relación de dependencia.

 

Pasando la barrera del ataque al ego…

El primer paso para abordar la ansiedad que nos producen críticas de personas emocionalmente importantes para nosotros es entender desde qué lugar proviene esa opinión.

Muchas veces, nuestros padres nos aconsejan por el miedo a la “vida inestable”, ya que desde su visión generacional, la estabilidad y tranquilidad económica está inquebrantablemente unida a un trabajo asalariado. Las generaciones anteriores muchas veces empezaban trabajando para una empresa, donde desarrollaban la totalidad de su vida laboral y finalmente se jubilaban.

Comprender que esta era la forma de pensar imperante durante mucho tiempo en nuestra sociedad, nos ayuda a poner en la balanza el nivel de temor que puede despertar a nuestros padres el hablar de trabajo independiente.

Otras personas, nos aprecien o no, muchas veces critican exclusivamente desde la envidia que les genera que tengamos éxito con una forma de trabajo que quizás hasta les atrae, pero que no son capaces de llevar adelante, por no poder afrontar sus propias inseguridades, tener valor y emprender su propio negocio. Y como sabemos, siempre es más fácil criticar que hacer.

A veces, incluso, sea tu pareja quien pueda sentirse intimidada por tu decisión, no únicamente por una cuestión económica, sino porque quizás les incomoda el prejuicio de la gente ante el trabajo independiente, y no quieren proyectar una imagen que consideran inestable ante la sociedad.

Distinto a este es el caso que mencionábamos párrafos atrás, en el cual el miedo de la pareja se debe a un motivo exclusivamente económico.

 

Vamos directo hacia el miedo

Cualquiera sea el problema detrás del planteo, en el momento en que lográs identificarlo, podés aproximarte al asunto desde otra óptica.

La conversación entonces cambia, y en vez de desestimar de plano el comentario de tu ser querido, podés poner paños fríos a su ansiedad presentándole datos concretos por los cuales el temor es infundado. Por ejemplo: –estos son mis ahorros; estas, las cuentas que saqué y cierran durante esta cantidad de meses-. Además, podés ofrecer una alternativa: –si tu preocupación es que mi actividad no sea rentable, pasada esta cantidad de tiempo concreto, retomaré la actividad asalariada-.

Si la intranquilidad de tus padres parte de que desconfían que puedas seguir solventando tu techo, podés sosegarlos adelantándoles que, en caso de que eso pase, no vas a molestarlos volviendo a vivir con ellos en tu cuarto de la adolescencia, sino que ya tenés hablado con un amigo/a que compartirás departamento con él o ella.

Si el miedo es a la crítica social podés mostrarle a tu pareja o familia miles de ejemplos online de personas que desarrollaron su propio negocio de manera freelance y tienen un mejor pasar que muchos otros asalariados.

Entonces, ¡vayamos directo hacia las inquietudes de verdad! y no perdamos el tiempo peleando sin sentido.

 

Las críticas constructivas

Abramos paso ahora a uno de los aspectos quizás más difíciles, porque siempre es satisfactorio pensar que uno tiene claras las cosas y lo único que debe hacer es conseguir que los demás se den cuenta de lo equivocados que están. Pero, ¿qué pasa cuando son los otros los que tienen razón?

Es ahí el momento en el que te incentivamos a mantenerte curioso y con la mayor objetividad posible, abriendo tu mente a comentarios que, pueden ser duros de escuchar, pero que encierran datos que te van a ayudar a avanzar en tu proyecto.

Aprender a distinguir las críticas útiles de las que no lo son, es un proceso que va a favorecer mucho tu maduración emocional, ya que vas a ejercitar la capacidad de no tormártelas de manera personal, sino de evaluar su contenido y trasfondo, más allá de que suenen alentadoras o desalentadoras en su modo.

Entonces hay que tener cuidado con el hábito de discutir solo por el afán de demostrar que tenés razón,  porque quizás te estés perdiendo de un buen consejo o perspectiva que te sirva para crecer.

 

¡Mente abierta y coraje!

Por otro lado, muchas veces un comentario de plano humillante e hiriente puede ser convertido en motivación para luchar contra las dificultades y demostrarle luego de un tiempo a esa persona cuán equivocada estaba.

Otras veces, nos cruzamos con criticones que ponen objeciones a nuestra decisión de trabajar freelance propiamente dicha, sino a cuánto estamos cobrando, por considerarlo excesivo en relación al servicio que brindamos. Es ahí cuando conviene recordarse internamente las razones por las que cobramos esos montos. Si repasando nuestros motivos podemos sentirnos en paz con lo que estamos cobrando, toca ignorar la crítica: seguramente lo que enciende a esa persona a hostigarte es un poco de envidia y nada más.

Más allá de eso, siempre es bueno mantener una mente abierta a los comentarios. Te contamos una anécdota para que veas hasta qué punto esto puede traer beneficios.

 

Cuando Cami empezó a ilustrar sólo lo hacía en blanco y negro sobre hoja de papel.  Y se negaba a probar otros recursos. Fue Sol quien lo impulsó a trabajar con color y a usar una tableta gráfica. La resistencia al principio fue sostenida,  y pasó un buen tiempo hasta que Camilo empezó a darse cuenta que había mucho de verdad en las críticas que amorosamente (¿) le acercaba Sol. Y cuando finalmente se aventuró a los nuevos recursos, no los dejó más, ya que enriquecieron explosivamente sus ilustraciones. Te invitamos a chequearlas en Instagram: @camicaturas

La moraleja de esta breve historia es que a veces aceptar las críticas que uno recibe, aunque pueda ser difícil, al final de cuentas nos ahorra mucho tiempo.

 

Y vos, ¿qué opinás?, ¿te cuesta recibir críticas? ,¿te pone algo sensible?, ¿solés hacer caso a lo que te dicen?, ¿cómo gestionás la ansiedad de una crítica que proviene de un ser muy querido?, ¿cuál es tu lema o mantra frente a los haters (criticones) desconocidos, o poco conocidos?

¡Queremos escucharte! Dejanos tu comentario y unite a nuestro grupo en Facebook: Freelancers y Profesionales online

 

¿Estás buscando clientes? ¡Bajá GRATIS la lista de 75 Lugares donde conseguir Clientes!

¿BUSCÁS CLIENTES?

¡BAJÁ LA LISTA CON 75 LUGARES PARA CONSEGUIR CLIENTES!

Finanzas Personales para Freelancers con So de Blog&Lana

Finanzas Personales para Freelancers con So de Blog&Lana

Hay muchos Freelancers que cuando escuchan la palabra "Finanzas" los calores les recorren el cuerpo y no saben como manejarlos. Las finanzas personales para freelancers no son solo el manejo del dinero en si. Son todas las herramientas, estrategias y métodos para...

Cómo ser más productivo en el día a día

Cómo ser más productivo en el día a día

Ser productivo en el día a día es algo que tiene dos caras: te puede ir muy bien o te puede jugar completamente en contra. Estas dos caras de una monedad que siempre esta girando se muestran constantemente en nuestro día a día.   ¿Tan necesario es estar 10...

El camino emprendedor de Gaby Higa

El camino emprendedor de Gaby Higa

Trabajar de lo que te gusta suena muy motivante, especialmente cuando lo escuchas de las personas que ya están viviendo de las cosas que les gustan. Pero para llegar a este punto hay que transitar un camino en el cual se presentan muchos desafíos. El dicho popular...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vas a recibir un email de confirmación. ¡Asegurate de hacer click en el link para recibir la Lista!

¡Ya casi! Controlá tu casilla de correo y confirmá tu email para recibir la lista con 75 Lugares para Conseguir Clientes.

Pin It on Pinterest

Share This