Ayutthaya es uno de esos lugares que deberías visitar cuando estas parando en Bangkok ya que es el más visitado fuera de la ciudad, se encuentra a unos 82 kms al Norte de Bangkok. Esta es la historia de como planeamos viajar a Ayutthaya y hacer cosas divertidas pero sufrimos varios inconvenientes. Un claro ejemplo de que si bien es bueno hacer planes las cosas no siempre salen como uno quiere.

¿Cómo ir de Bangkok a Ayutthaya?

La noche anterior habíamos decidido acostarnos relativamente temprano pero, fiel a nuestro estilo, nos quedamos perdiendo el tiempo en las computadoras leyendo sobre bueyes perdidos.

Como era de esperarse, al otro día nos despertamos tarde ya que habíamos apagado el despertador varias veces. Nos pusimos de mal humor ya que era el último día que teníamos para hacer una aventura así que solo tomamos nuestras mochilas y salimos a las apuradas.

Estábamos quedándonos en el distrito de Bang Sue en Bangkok. Caminamos muy rápidamente hacia la estación de metro de Bang Son de la línea Violeta (MRT Purple Line) y tomamos el metro hasta Tao Poon.

Todavía me acuerdo de los altavoces del metro: “Next Staishon Taaaoo puuun”…

Hicimos combinación con la línea Azul (MRT Chaloem Ratchamongkhon line… uff) y nos bajamos en Kamphaeng Phet, una estación antes del famoso Chatuchak Park. Desde allí nos tomamos un taxi hasta la estación de ómnibus de Mochit que duró unos 10 minutos.

También pueden tomarse un tuk-tuk o ir caminando, son unos 2 kms aproximadamente pero con el calor agobiante no se los recomendamos. Si están al sur de Bangkok pueden tomarse las Mini-van que salen de Khao San Road.

Llegamos a la terminal y luego de hacer como 20 minutos de cola compramos nuestro ticket hacia Ayutthaya. Los tickets salen 60 Bahts al día de la fecha (Enero 2018). Una señora que dirigía a los gritos las filas de gente nos indicó que esperáramos una hora tranquilamente sentados hasta que saliera la próxima van, hecho que nos frustró un poco más.

Todo parecía que nos sacaba tiempo de estadía en Ayutthaya pero bueno, era nuestro castigo por levantarnos tarde. Por suerte ese castigo llego rápido a su fin cuando media hora más tarde la misma señora nos dijo que la siguiéramos, ¡por fin una buena señal!

Nos subimos en la primera mini-van que había y esta comenzó el viaje que -para alegría y temor- creemos que nunca bajo la velocidad de 150 km/hora. El viaje duró aproximadamente una hora y media, y nos alegramos al llegar a nuestro destino sanos y salvos.

Ahora todo parecía tomar color, o calor mejor dicho ya que hacían como 40°C a la sombra en el medio día de Ayutthaya. Los únicos que se acercaron a nosotros cuando bajamos de la van fueron los clásicos vendedores: “tuk-tuk!! Taxi taxi! Cheap cheap!!” los cuales rechazamos rápidamente ya que nosotros solo queríamos sufrir con rentar unas bicicletas.

Recorriendo Ayutthaya

Lo primero que hicimos fue buscar un mapa en uno de los puestitos turísticos que hay desplegados en la calle, de esta forma fue más fácil organizarse para encontrar las ruinas.

Pero antes de ir a perdernos entre los templos, teníamos que encontrar nuestro medio de transporte por el día. Comenzamos a caminar en búsqueda de las bicicletas hacia los lugares que marcaba el mapa, al llegar al primer lugar la mujer nos indica mediante señas que no tenía más bicicletas o que había otro local para una dirección que jamás entendimos ya que era un sinfín de pasadizos que se perdían entre los edificios.

Reanudamos nuestra caminata sin saber exactamente a donde ir ya que estaba todo cerrado, creemos que era por la hora de almuerzo y por eso no había nadie atendiendo. Al final, después de tanto andar, encontramos el último lugar abierto con las bicicletas más oxidadas del condado. El estado era tal que de hecho el buen samaritano que atendía el negocio empezó a inflar una de las gomas de las bicis que íbamos a montar y esta explotó cuando le puso más aire del que debía, sacándole más de una carcajada a los turistas que estábamos ahí tratando de alquilar las únicas bicis disponibles del lugar (50 bahts por el día).

La ciudad es medianamente grande y los primeros templos se encuentran cerca del lugar donde te dejan las mini-vans así que no tuvimos dificultad en encontrarlos. Fue una grata sorpresa encontrarse que todos los templos eran gratis ese día, sentimos que Buda nos tiraba una buena después de tantos palos en la rueda ya que la entrada de algunos templos salen entre 50 y 200 bahts.

Nuestra primera impresión fue de asombro, los templos son hermosos y muy detallados, explotando al máximo el milenario diseño Tailandés y Camboyano. El problema que encontramos en algunos templos es que no tienen ninguna descripción de nada, ni una placa o un panel que expliquen que eran, por lo que no sabíamos en que año habían sido construidos o que significaban.

A nosotros nos gusta saber de los lugares que visitamos así que fue medio frustrante ese pequeño detalle. Traten de leer un poco de historia del lugar antes de ir si quieren entender de que va.

Mientras continuamos nuestro periplo por las calles de Ayutthaya, agradecíamos silenciosamente por las botellas de agua en nuestras mochilas ya que a las 15 hrs hacia demasiado calor. Los tuk-tuk y los autos no hacían mucho caso de las cuasi inexistentes señales de tránsito así que hacete a la idea de que hay que andar con cuidado.

El templo que más nos gustó es el que -obviamente- estaba más lejos: Wat Chaiwatthanaram. Aquí se filmaron algunas películas como Kickboxer (1989) y Mortal Kombat (1995). Se encuentra mas bien en las afueras de Ayutthaya y la entrada sale 50 baht.

Después de jugar a ser Indiana Jones e imitar escenas de Mortal Kombat, nos dimos cuenta que la hora para partir se había aproximado con bastante rapidez así que huimos del lugar a toda prisa. Como no podía ser de otra forma, a medio camino se rompieron los frenos de las bicicletas. ¿Quién necesita tirarse de un paracaídas cuando puede sentir la adrenalina de andar por Ayutthaya sin frenos?

La casi no-vuelta

Una vez que devolvimos esas chatarras bicicletas fue el momento de buscar las furgonetas de vuelta a Bangkok.

60 u 80 personas que ya estaban esperando por su transporte hacia Bangkok. Eran las 17:20… ¿te dije que la última van salía a las 18hs?

A medida que pasaban los minutos y viendo que la fila que avanzaba un centímetro cada 15 minutos, empezamos a barajar opciones para volver si no podíamos comprar un ticket. Podíamos tomar un tren, un taxi (muy muy caro), o quedarse en un hostel hasta el otro día ya que no hay muchas maneras de volver.

Tuvimos mucha suerte al no tener que elegir ya que llegamos a comprar nuestro ticket justo antes de que cerrara la ventanilla, asegurándonos la vuelta en un asiento cómodo y rápido… como a 150 kms/h de rápido pero a esa altura ya no importaba,

Moraleja de este relato: Ayutthaya es un lugar genial para conocer, se puede recorrer en un solo día si van temprano y con tiempo. Los lugareños (y marketineros) del lugar dicen que para recorrerla bien hay que estar por lo menos dos días, y si… probablemente sí, pero en un viaje donde el tiempo y el dinero están contados con los dedos de una mano un día es más que suficiente. El lugar es muy lindo para pasar un buen día de Templos.


¿Alguna vez te pasó que lo que planeaste no se dió? ¡Contalo en los comentarios!

Guía rápida de Ayutthaya:

– Esta a 82 Kms al Norte de Bangkok.
– Transportes:

Mini-van: salen desde Mochit: Ver mapa.
Precio: 60 baht (Enero 2018)
Duración: 1 hora 30 minutos

Tren: salen de la estacion de tren Hualamphong:  Ver mapa.
Precio: 20-250 baht (dependiendo la clase que elijas).
Duración: 2 horas

Taxi: Te pasan a buscar o salen del Aeropuerto Internacional de Bangkok.
Precio: alrededor de 1600 baht.
Duración: 1 hora 30 minutos

– Salida de un solo día, dos días si queres conocerlo bien a fondo.
– Llevar mucha agua y protector solar. También llevar gorra o sombrero.
– Para el retorno: la última mini-van sale a las 18 hrs, estar por lo menos 40 minutos antes porque siempre hay mucha gente.
– Recorrer en bicicleta, tuk-tuk o moto son las mejores opciones. Todo esta muy lejos para ir caminando.
– En temporada alta (Noviembre – Abril) puede que escasen los tickets para viajar, lo ideal es sacarlos lo antes de viajar.
– Planear la ruta antes de empezar el recorrido ya que es muy grande.

0 Comments