Cuando empecé mi negocio online me volví loca cuando vi todas las herramientas que podía utilizar para las distintas tareas como freelancer.

Si, lo admito: tenía un serio adicción problema en probar toda herramienta que se me cruzara por en frente.

Después de un exitoso tratamiento (por así decirlo) ya no me desvivo por utilizar la última versión de esa herramienta que me va a solucionar la vida, si no que tengo mi propia lista de aplicaciones confiables que ayudan a que mi negocio crezca.

Aprendí que no todo lo que es gratis brilla es oro, y que cada herramienta es buena en base a como soluciona mis problemas particulares.

Pero para que no pierdas tiempo creando cuentas y llevándote contra la pared cuando esa aplicación que parecía tan buena te falla, voy a compartirte algunas de las herramientas esenciales que utilizo en mi propia práctica profesional.

Esta lista está basada en lo que yo considero que es básico para tener un negocio freelance online. No son las únicas, pero hasta ahora son las que mejor funcionan.

1. Dominio y Hosting

Así como un negocio tradicional necesita un espacio físico donde operar, el equivalente online es tu propio sitio web.

Un website tiene múltiples ventajas:

  • Es signo de profesionalismo (como cliente, ¿contratarías a alguien que sólo tiene una fanpage en vez de alguien con un portfolio online?)
  • Tenés total y completo control. No dependés de algoritmos, ni de cambios en los TOS, ni de que de repente ese otro sitio donde mostrás tus trabajos cierre y pierdas todo.
  • Podés controlar la experiencia del usuario y ser fiel a tu marca, controlando el mensaje que das a tus clientes.
  • Es más fácil poder modificar tu sitio web para que crezca con tu negocio y se adapte a tus metas.

Con tu propio sitio web me refiero a un dominio y hosting propios. No a herramientas gratuitas tipo Wix, o WordPress.com (que no es lo mismo que WordPress.org).

Esto requiere sí o sí una inversión mínima.

  • Hosting

En lo personal, utilizo y no me canso de recomendar Siteground para hosting.

Probé un montón de servicios diferentes (Neolo, GoDaddy, Donweb, Hostgator, y más) y me quedo con Siteground sin pensarlo.

Tienen buenos precios, planes muy flexibles, el servicio es de muy buena calidad (a diferencia de las otras empresas que mencioné, nunca tuve el sitio offline), y lo mejor de todo es que tienen un servicio técnico excelente las 24 horas por chat, en inglés y en español.

También te ofrecen de forma gratuita el certificado de seguridad para tu sitio (SSL). Es el responsable de que tu sitio web sea https en vez de http (papá Google le da prioridad a sitios seguros).

Me salvaron más veces de las que me gustaría admitir.

Para ver los diferentes paquetes de hosting, podés hacer click acá.

  • Dominio

Si bien se recomienda tener el dominio en el mismo lugar que el hosting, a lo largo de mis experimentos y pruebas con diferentes empresas -y bueno, un pequeño problemita de compra compulsiva de dominios- todos mis dominios están en Namecheap.

Tienen muy buenos precios y de vez en cuando hay promociones de dominios anuales por menos de U$D1.

Para ver los precios de Namecheap, hacé click acá.

  • Opciones gratuitas: Wix y Behance

Entiendo la tentación de utilizar una de estas opciones cuando el presupuesto es poco. ¡Mi primer sitio web fue en Wix!

Son fáciles de usar, y lo mejor de todo es que son gratis.

Pero, ¿realmente los beneficios sobrepasan los perjuicios?

Para utilizar Wix con tu propio dominio hay que pagar. Sin contar de que las customizaciones son bastante limitadas, y que no hay mucho espacio para optimizar tu sitio web acorde a tu marca y tu mensaje.

De más está decir que el cartelito de ‘made for FREE with Wix’ no ayuda a la imagen profesional que querés proyectar. El mensaje que le das a tu cliente potencial es que, si la imagen de tu propio negocio te importa tan poco, ¿cuánto te va a importar su negocio?

La otra opción son sitios como Behance o Dribbble. Muchos clientes van a buscar freelancers ahi, por lo que si recomiendo tener una cuenta actualizada en cada uno.

Pero sólo como complemento de tu propio sitio.

¿Por qué? Por que depender exclusivamente de un lugar donde hay miles de buenos portfolios es poner al cliente en una situación donde está a un click de distancia de tu competencia. Vos mismo le estás facilitando que contrate a otra persona.

2. Temas de WordPress

No es ningún misterio que no puedo escribir una línea de código ni aunque me lo expliquen con manzanitas. ¡Simplemente no me gusta!

Entonces, ¿qué hacés cuando necesitás tu propio sitio web, pero no sabés sobre programación?

Existen 2 opciones: contratar a alguien que lo haga por vos (¿querés contratar un diseñador web? Fijate en el Banco de Freelancers!), o aprender a utilizar alguna herramienta donde programar no sea esencial.

Mi solución: WordPress.org + tema customizable

Este CMS (content management system) es caído del cielo para personas como yo que no saben -ni les interesa- programar. Es fácil de utilizar y se puede complejizar tanto como quieras.

Es muy simple: lo instalás en tu hosting (Siteground tiene integrado un instalador, o podés pedirle ayuda al servicio técnico), y le agregás un tema que se adapte a cómo querés que se vea el diseño de tu web.

Estos temas pueden ser gratis o pagos. Yo probé varias versiones de los dos, y te cuento mis experiencias:

  • Temas gratuitos:

¡Son gratis! Hay una gran variedad de temas de alta calidad dando vueltas y podés probar muchos sin ningún costo. Simplemente tenés que tener paciencia hasta encontrar el que mejor te parezca.

Lo malo es que son muy poco customizables (a no ser que sepas de código), y que no tienen soporte ni actualizaciones. Esto significa que no siempre son compatibles con algunos plugins, y a la larga van a dejar de funcionar por lo que vas a verte obligado a rehacer tu sitio web.

También hay que tener en cuenta que los buenos temas gratuitos son utilizados por muchas personas, por lo que es difícil que tu sitio se vea ‘único’.

  • Temas pagos

Hay mundos de distancia entre un tema pago y uno gratuito. Las opciones de customización son muchísimas, y por lo general tenés la oportunidad de contactar al realizador del tema para que te ayude con algún problema que tengas.

Existen temas que requieren saber de programación para sacarles el mayor provecho -como Génesis– o temas basados en drag&drop -como Divi o Avada– donde simplemente arrastrás los elementos hasta llegar al diseño que vos quieras.

Mi recomendación: Divi de Elegant Themes.

Es muy muy fácil de usar una vez que aprendés como funciona y hasta el día de la fecha es el tema más versátil que encontré.

Lo uso para todos mis sitios, y no sólo tienen un excelente soporte técnico si no que además podés encontrar soluciones y customizaciones en los foros de la comunidad.

Para saber más sobre este tema, hacé click acá.

3. Pagos

Trabajar de manera online significa que también vas a recibir pagos online.

Si bien puede ser que arregles con clientes locales en efectivo o a través de una transferencia bancaria; hay que buscar otro tipo de opciones a la hora de cobrar a clientes en otros países.

De más está decir que saber cómo recibir dinero desde cualquier parte del mundo es esencial para cualquier freelancer.

Yo utilizo 3 herramientas para este fin:

  • Payoneer

La tarjeta prepaga de Mastercard es cada vez más popular entre emprendedores online por la flexibilidad que ofrece a la hora de recibir pagos.

Simplemente abrís una cuenta, te mandan el plástico a tu dirección, y manejás los pagos a través del sitio web.

La tarjeta se puede utilizar como débito en locales comunes, para pagar online, o incluso para extraer dinero por cajero (¡ojo con las comisiones de las extracciones!).

Es mi tarjeta primaria a la hora de viajar, y también permite hacer transferencias desde tu cuenta de Payoneer a tu cuenta bancaria (dependiendo del país).

Tiene comisiones competitivas -excepto por la extracción a través de cajeros-, el mantenimiento mensual es barato, y el servicio al cliente es bueno.

Si querés abrir una cuenta gratuita y recibir de regalo U$D24, hacé click acá.*

*(Aclaración: el dinero lo recibís después de haber depositado los primeros U$D100 en tu cuenta).

  • 2CheckOut

Es una plataforma para recibir pagos online tanto a través de tu sitio web como mandando links de pago de manera particular.

Permite pago en cuotas, suscripciones, y descuentos. Todo se controla a través de tu cuenta en su sitio web.

Las comisiones son similares a las de Paypal, pero el GRAN beneficio que tiene es que podés extraer tu dinero directamente a tu Payoneer.

Si querés abrir una cuenta en tu 2CO, podés hacer click acá.

  • Paypal

Full disclosure: no me gusta Paypal. Las comisiones son altas y no hay forma de extraer el dinero sin utilizar un intermediario (al menos en Argentina).

Pero es una plataforma que muchos conocen y por lo tanto, es ampliamente utilizada.

También permite diferentes tipos de pagos, y todo se maneja a través del sitio web.

Si querés abrir una cuenta en Paypal, podés hacerlo acá.

4. Google Docs & Sheets

Office, ¿quién te conoce?

Desde que Google ofrece de forma gratuita la creación de documentos online, nunca volví a abrir uno de los tan conocidos programas de Microsoft.

Más allá de tu especialización profesional, es probable que necesites un editor de texto y hojas de cálculo (yo las uso muchísimo para hacer listas y proyecciones financieras).

¿Por qué prefiero Google a Office? Es cierto que ambos tienen funcionalidades similares, pero con Google no es necesario que utilice espacio en mi disco duro y lo mejor de todo es que podés compartir y editar los documentos entre varias personas. Basta de hacer ping pong con adjuntos a través de emails.

Si todavía no los conocés y querés saber más de estas herramientas, podés hacer click acá (Google Docs) y acá (Google Sheets).

5. Trabajo colaborativo

Como freelancer vas a encontrar situaciones en las que vas a trabajar en equipo con personas de todo el mundo.

Eso significa que tener un espacio compartido ordenado, donde las tareas sean claras, y puedas ver el progreso de todo tu equipo es importantísimo para llegar a buen puerto en tu proyecto.

Herramientas colaborativas (pagas y gratuitas) hay muchas. He probado varias, pero quiero recomendarte 3 que en mi opinión funcionan de maravillas:

  • Para equipos

Asana es la herramienta que elijo para trabajar en equipos de 3 o más personas. Puede parecer un poco complicada al principio pero una vez que aprendes a usarla es muy fácil organizar y controlar las tareas de todos los integrantes.

Tiene una versión gratuita y otra paga. En lo personal, nunca tuve necesidad de hacer un upgrade ya que la parte gratis es altamente flexible y sirve para mis fines.

Si te interesa saber más, podés hacerlo acá.

  • Para el cliente

Notion.so es una herramienta que me recomendó el genial Sergio Sala y que ahora utilizo siempre para proyectos que requieren participación activa de mis clientes.

Es como Trello en esteroides. Tiene una interfase drag&drop donde podés crear diferentes ‘páginas’ y agregar textos, imágenes, links, audios y más.

Es gratuita, muy visual y fácil de utilizar una vez que le agarrás la mano. ¡La recomiendo sin dudas!

Si querés abrir una cuenta, hacé click acá.


Te voy a ser sincera: empecé este artículo con la idea de hacer sólo 5 herramientas esenciales. Pero a medida que escribía me di cuenta de que no podía dejar de mencionar varias relacionadas.

Lo curioso es que no llegué a mencionar TODAS las herramientas que uso.

¿Te gustaría que hiciera una guía más amplia sobre las otras que no llegué a recomendar?
¿Cuáles usás en tu trabajo?
¡Decime en los comentarios!

*algunos de los links de este artículo son afiliados. Esto significa que sin costo alguno para vos, nosotros recibimos una pequeña comisión.

11 Comments

  1. Vito

    Hola Sol,

    Yo trabajo en videojuegos, en mi trabajo usamos Basecamp para compartir nuestros trabajos, que es gratuito también. En algún momento quise usar Trello pero no me pareció amigable, aunque s{e que lo usan mucho.
    Yo particularmente tengo mi portfolio armado en ArtStation, que está bien apuntado a artistas de videojuegos. También tengo mi portfolio en Behance de cuando hacía packaging y branding.
    La verdad que tu post me sirvió mucho para saber sobre modos de cobro internacional, no conocía esas páginas. Muchas gracias!

    Y sí, me gustaría saber qué otras herramientas usas.

    Muchas gracias por tu post!
    Vito

    Reply
    • Sol

      Escuché muchas veces hablar de Basecamp, pero nunca lo probé. Voy a investigarlo!

      Sabes que Trello a mi tampoco me cerró mucho? No me pareció tan flexible. Notion.so tiene todo lo que a Trello le falta (en mi opinión). Te invito a que lo veas y me digas que te parece 😉

      No conocía ArtStation! Tenés un sitio web propio además de los portfolios ahi y en Behance?

      Me alegro que te haya servido lo de los cobros. Estoy pensando en hacer uno bien detallado con mas info sobre como abrir las cuentas, comisiones, etc. ¿Te parece buena idea?

      Reply
      • Carolina

        Hola Sol! Estaría bueno un post sobre los cobros más detallado. Estoy pensando en arrancar a trabajar como freelance y me da un poco de miedo el cobro online en Argentina. Gracias!

        Reply
        • Sol

          Hola Caro! Sí, por eso mismo quiero hacer uno. Veo que hay mucha confusión. Estas suscrita a lista de correos? Ahi te voy a avisar cuando este online 🙂

          Reply
      • Victoria Angélica Rodriguez

        Si, me parece una genial idea! gracias 🙂
        Con respecto a web, tenía una hace muchos años pero la dejé de usar porque me convenía no pagar por el dominio, ArtStation y Behance me ayudaron mucho.

        Reply
    • Patricio

      Hola Vito, quería pedirte permiso para contactarte por privado. ¿Me facilitas un email para poder hacerlo? Desde ya muchas gracias!

      Reply
      • Vito

        Hola Patricio, recién veo tu comentario.
        Podés escribirme a vito.send@gmail.com
        Felices Fiestas a todos!

        Reply
  2. Gonzalo

    Hola Es la primera vez participando en el foro, sabés que soy editor y realizador audiovisual de video, tengo lindos trabajos hechos pero ni idea de cómo vender por la web, soy de Uruguay y he trabajado solo en canales de Tv, existe un mercado real en este rubro??.

    se que hay muchos youtubers y otras cosas, pero ante tanta tecnología y facilidad para usarla con óptimos resultados me pregunto quién pagará por trabajos a distancia, cuando no podés monitorear nada, bueno disculpá por la ignorancia del tema, saludos y me gustó mucho este artículo

    Reply
    • Sol

      Hola Gonzalo! Bienvenido a Wanderlancers 😉

      Mercado para audiovisuales hay. Hay, y bastante.

      Es cierto que hoy en día las herramientas están al alcance de todos, pero te olvidás que hay mucho más detrás de saber como utilizarlas: saber contar una historia, saber editar, y lo más importante: tener el tiempo para hacerlo. Incluso tener el hardware para poder hacer video es algo que te diferencia.

      Para que te des una idea, date una vuelta por Upwork y fijate cuántos piden servicios audiovisuales. Son muchísimos!

      Si lo que querés saber está más relacionado a cómo trabajar online, te invito a que leas los otros artículos del blog, y que te unas al grupo de Facebook de Freelancers y Profesionales Online. Ahi vas a encontrar mucha más info sobre como trabajar a través de internet 🙂

      Reply
  3. Jorge Vaca~Guevara

    Hola! -Muy interesante la nota. -Me gustaría agregar un par de datos que considero interesantes.
    WordPress además de la versión gratuita ofrece opciones pagas. Yo uso una de ellas, no me parece demasiado costoso y tengo mi propio dominio (no wordpress.algo). Las versiones pagas tienen una cantidad de herramientas para customizar, recibir pagos, atención al cliente, etc. que considero excelentes.
    Lo segundo es que Microsoft también ofrece office “online”, que funciona igual a google docs y me permite seguir usando las tan conocidas herramientas de MS (Word, Excel, PowerPoint, etc) y es sin costo igual que google. Yo lo prefiero porque ya estoy acostumbrade de años a las herramientas MS.
    -Un abrazo!

    Reply
    • Sol

      Hola Jorge! Qué bueno que la nota te parezca interesante. Para eso las publicamos!

      WordPress.com pago es similar a Squarespace (también pago) y no se parece a WordPress en un hosting propio. Lo que no quita que también de muchas opciones pero sigue siendo limitado en relación.

      Igual, al final del día, la mejor plataforma es la que te sirva a vos y tu negocio. Mi punto en el artículo era remarcar algunas ventajas y desventajas simplemente.

      ¡No tenía idea de las herramientas de Office gratis! Yo usaba mucho Microsoft hasta que hace algunos años decidieron ver como podían la interfase lo menos intuitiva posible. ¿Les ves mucha diferencia con las de Google?

      Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *