7 ASPECTOS ESENCIALES PARA EMPEZAR COMO FREELANCE

  • Suscribite en:
  • spotify logo
  • itunes logo
  • google podcast logo

¡Al fin te decidiste a trabajar de manera Freelance! Estuviste demasiados años en aquella oficina donde tu jefe te hostigaba y tus compañeros no eran lo mejor del mundo, tal vez te quedaste sin trabajo y tuviste que empezar a hacer malabares para sobrevivir o simplemente querías experimentar cosas nuevas.

Sea como sea tu historia, al fin llegó ese momento donde te decidiste a renunciar a la forma en la que venías trabajando y estás entrando en esta nueva etapa. Lo que querés hacer es tomar las riendas de tu vida pero de entrada ya surge el primer problema: No tenés ni idea de que tenés que hacer.

 

Lo primero que sucede

El motivo que te lleva a ser ser Freelance y llevar tu negocio adelante es porque querés hacer lo que te gusta, ves que hay gente vendiendo por internet y vos también tenés ganas de subirte a ese tren.

Entonces lo primero que haces (o deberías) es investigar y preguntar, lo cual te lleva a recibir las clásicas respuestas de la gente: “necesitas una marca”, “tenes que tener un portfolio”, “Fijate los precios que cobran los demás”. “tenes que tener todas las redes sociales”, “tenés que tener un blog”, e infinitos etcéteras de este tipo.

Vas a escuchar todo tipo de recomendaciones.

Esta vez no vamos a hacer listas, sino que vamos a decirte las cosas que nosotros creemos esenciales, cuales son las que se necesitan y que, por lo general, no aparecen muy seguido.

Parece obvio pero lo primero que tenés que tener en claro es que servicio vas a ofrecer ya que ofrecer de todo no es una buena estrategia.

 

Ofreciendo de todo

El error nro. 1 del Freelancer que recién empieza es que ofrece de todo. Hace diseño, marketing, edición de video, desarrollo web, diseño ux/ui, fotografía y hasta ilustración.

Ofrecer de todo no quiere decir saber hacer de todo. Recordá que cada especialidad tiene un proceso de aprendizaje diferente y si bien podés saber hacerlo, lo importante a remarcar es que cada servicio se vende de formas distintas.

Esta actitud por parte de los Freelancers está ligada al pensamiento de que si uno ofrece más cosas va a tener más oportunidad de conseguir un cliente y cuando uno está recién empezando conseguir un trabajo es esencial. Pero no te dejes llevar por este pensamiento ya que, como dijimos anteriormente, ofrecer más cosas implica saber venderlas. Concéntrate solo en dos o tres como máximo.

 

Empezar es difícil

Hay un montón de cosa que hay que aprender y un proceso largo que llevar a cabo, entonces todo lo que vos hagas al principio tiene que tener la meta de simplificarte la vida. Si todo el mundo te dice que tenés que aprender a programar y vos no tenés ni idea, no te metas a ofrecer a vender un servicio que, además de saber venderlo, tenés que aprenderlo.

Mucha gente se lanza a la odisea de aprender a programar webs solo por el simple hecho de que hay mucha demanda y paga bien. Si bien esto tiene una gran cuota de verdad, la realidad es que aprender a programar requiere de mucho esfuerzo y tiempo. No es algo que se aprenda de un día para el otro, sumado hay que hay tantos tipos de lenguajes y formas de aplicarlos que el espectro es de 360º: podés hacer de todo.

Si estás tratando de aprender algo que no te apasiona solo por el hecho de que te da más ganancia lo vas a terminar dejando a la larga.

 

Hace las cosas que te gustan

Ser Freelance no es una carrera, es una modalidad de trabajo, es trabajar por tu cuenta, no vas a tener a nadie que te diga lo que tenés que hacer o cómo hacerlo. No vas a tener que cumplir más que con vos (y con el cliente) y no vas a tener a nadie tratando de motivarte, por lo tanto, si no elegís algo que te de ganas de levantarte a hacerlo todos los días lo vas a terminar dejando con el tiempo.

Es por eso que decimos que no hay que elegir una especialidad porque sea más rentable.

Tenés que empezar haciendo algo en lo que seas bueno ya que dominar una habilidad va a hacer que te concentres en cómo vender tus servicios en vez de aprender esa habilidad.

Si tu decisión es empezar a trabajar de forma Freelance no lo hagas al mismo tiempo que tengas que aprender una habilidad que vender (por ejemplo, programación).

Si tenés el tiempo de aprenderlo mientras tenés otro trabajo o si es algo secundario esta bien usar tiempo para aprender, el punto es que no lo hagas mientras estas entrando en el mundo Freelance ya que vas a tener presión de tener que levantar un negocio de la nada y puede ser agobiante.

 

Tener un lugar donde caerte muerto

Esto está relacionado a seguridad financiera. Por lo general recomendamos tener 6 meses de ingresos ahorrados ya que al principio es probable que todo avance muy lento. La idea de este concepto es tener una red de seguridad que te elimine la presión de tener que conseguir un cliente a como dé lugar.

Sino vas a caer en los círculos viciosos del Freelancing que es cuando terminás con malos clientes porque estas reaccionando a una situación negativa en vez de estar previendo de cómo hacer que esa situación sea positiva.

De todas formas, no todo recae en tener dinero ahorrado ya que podés estar viviendo con tus padres o con tu pareja y que no sea necesario tener estos ahorros, en este caso esa seguridad estaría cubierta.

El punto es que necesitás tener alguna seguridad de que si las cosas no te salen bien puedas seguir adelante, especialmente al principio donde las chances de que las cosas salgan mal son bastante altas.

 

 

Rodearse de la gente correcta

Puede que tu red de seguridad no sean los 6 meses de ahorros, sino que sean tus padres o tu pareja como dijimos en el punto anterior. Al principio es muy común que recibas comentarios dudando de que si lo que estás haciendo es lo correcto y es muy probable que te hagan dudar también. Es muy importante rodearte de gente que te esté apoyando en esta nueva etapa que estás viviendo.

Muchas veces uno recibe muchos comentarios negativos que no aportan nada. Sabe que estas cosas pasan y son más comunes de lo que pensás.

Generalmente vienen de gente cercana como familia y amigos, y puede llegar a hacerte daño. No los culpes, pensá que venimos con una modalidad de trabajo que es así hace muchísimo años. El paradigma de como se trabaja en el mundo esta empezado a cambiar. ¿Querés quedarte atrás?

Hay mucha gente que está en la misma situación que vos (o que ya la pasó) y que comparten sus experiencias ayudándote a crecer en esta nueva etapa. Como nosotros en Wanderlancers, los miembros de la comunidad de Academia Wanderlancers o los integrantes de Freelancers y Profesionales online.

 

Las pequeñas victorias

Si nos seguís hace rato sabés que somos super fans de la planificación y cuando hablamos de esto lo que estamos diciendo que hay que planificar a largo plazo. Pero en este caso no queremos hacer foco en el largo plazo sino en algo que necesitás aplicar cuando recién estas empezando: las pequeñas victorias.

Las “pequeñas victorias” son metas a corto plazo. Tenés que plantearte metas que puedas cumplir en poco tiempo, desde pocos días hasta una semana. Estas metas tienen generarte el sentido de urgencia. Metas como “Voy a conseguir mi primer cliente de acá a dos semanas máximo” o “Voy a tener mi portfolio hecho en una semana”.

El punto de hacer esto es lograr completar cosas que te hagan sentir bien y que te mantengan motivado o motivada a seguir adelante. Para que esto funcione las metas tienen que ser muy claras y muy concretas. Es muy importante especialmente al principio.

 

Maneja bien los tiempos

El tiempo es lo más preciado que tenés y al principio es crucial saber administrarlo bien. Tenés que hacer las cosas que son necesarias para poder lanzar el negocio lo más rápido posible.

Vencer la procrastinación es algo muy difícil al principio ya que se te pueden ir muchas horas en cosas que no son tan necesarias.

Si no tenés cuidado en el manejo del tiempo podés llegar a estar trabajando 16 horas por día, sacrificando relaciones personales o descuidando tus tiempos libres que también son muy necesarios.

Hay una salvedad en este caso con en el manejo del tiempo y es que cuando uno recién comienza va a tener que trabajar muchas horas sobre su negocio: haciendo el portfolio, enviando mails, poniendo la página web a punto, teniendo reuniones, etc.

No es que vas a trabajar 3 horas y con eso ya va a ser suficiente para lanzar tu servicio. Es importante tener esto en claro ya que el mayor esfuerzo es siempre se encuentra al principio, una vez que las cosas estén andando el esfuerzo será mas enfocado a solucionar problemas.

 

La próxima semana vamos a hablar sobre qué cosas no hacer cuando comenzás.

¡Dejanos tus comentarios y/o tus dudas en este artículo!

¿Estás buscando clientes? ¡Bajá GRATIS la lista de 75 Lugares donde conseguir Clientes!

7 aspectos esenciales para empezar como freelance

7 aspectos esenciales para empezar como freelance

¡Decínos hola!

¿BUSCÁS CLIENTES?

¡BAJÁ LA LISTA CON 75 LUGARES PARA CONSEGUIR CLIENTES!

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This